~Tsuki no hikari~

El gran Japón medieval! (Foro de rol yaoi, yuri y hetero).
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Ahora adopción de personajes, puedes pasar a verlos aquí! Quizá quieras alguno ¬w¬...
Más colores para postear, date una vuelta por aquí para decidir qué color le pondrás para el rol a tu personaje!
¿Dudas con los rangos de las geishas? Pasa aquí!
¿Necesitas cerrar un tema? ¡Aquí puedes hacerlo!
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Staff
Últimos temas
» El fin
Miér Sep 14, 2016 1:49 am por Tierna-Kikyo

» Habitación de Shiro
Mar Ene 08, 2013 6:45 pm por Mariuk

» Mal día en el circo
Sáb Ene 05, 2013 12:24 pm por Mariuk

» ¿Conversando?
Dom Oct 14, 2012 12:19 am por Mariuk

» Nuevos horizontes~
Sáb Oct 13, 2012 7:50 pm por Mariuk

» Explorando el territorio (Chi)
Mar Oct 09, 2012 3:44 pm por *Kanna*

» De compras ^^
Mar Oct 09, 2012 3:41 pm por *Kanna*

» El profesor de ética ~Instituto Sanctury~
Dom Sep 09, 2012 12:00 am por Sou8

» Info Sobre japón :D
Vie Ago 17, 2012 11:49 am por Tierna-Kikyo

Mejores posteadores
Tierna-Kikyo (3331)
 
Mariuk (2021)
 
Sou8 (1391)
 
hELLYON (810)
 
Noxy (668)
 
anya_misato (552)
 
koe_ki (530)
 
Yuuri (416)
 
Tormenta de Fuego (312)
 
Manzhanakaiyr (301)
 
Compañeros
Crear foro
Crear foro
BD ROL
Notre Dame
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de ~Tsuki no hikari~ en tu sitio social bookmarking
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 34 el Jue Dic 05, 2013 7:32 pm.

Comparte | 
 

 Paseo peligroso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Paseo peligroso   Mar Ene 18, 2011 10:42 pm

Kamui había ido por Savannah tal como lo había prometido al siguiente día, a la Okiya. Ami le había tratado de sacar el mayor provecho posible y lo logró, el yakuza casi duplicó la cantidad inicial con tal de que practicamente "obligara" a Savannah a salir con él. Saliendo de la Okiya le ofreció su brazo para ayudarla a subir al elegante carruaje que había ido a recogerlos, él también estaba muy elegante como siempre, con un yukata carisísimo color rojo escarlata con un dragon verde bordado a lo largo, era impresionante, resaltaba su piel blanca y sus facciones que a pesar de no ser toscas no perdía su aspecto duro de estar al mando-Espero que te encuentres bien, Savannah-chan...había estado esperando venir a verte...tu irreverencia me causa una sutil satisfacción, me hace olvidarme de los muchos problemas que como persona importante tengo que cagar...-Hizo su comentario petulante y odioso, con ese tonito de "su majestad" que tanto le molestaba a la chica del pelo blanco.

Se volvió al pie del portal del carruaje para despedirse de Ami quien agitó su mano alegremente en el aire y luego le dirgió una mirada furtiva a Savannah a espaldas del yakuza.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Mar Ene 18, 2011 10:55 pm

Casi rechaza su mano con un golpe ante ese tremendo egocentrismo pero, teniendo a la vista a Ami, se limitó a tomar su mano y subir a la carroza,acomodándose el cabello en el proceso. Era algún tipo de "cita",mismo por lo que no iba arreglada tal cual una geisha y llevaba una yukata celeste con arreglos platas de algunos garabatos o enredaderas... Esperó a que el yakuza subiera y estuviesen en camino.

-Desde lo más profundo de mi corazón y con toda la sinceridad que puedo expresarlo, le pido con sumo respeto que se valla al carajo -ahora sí se había molestado... porque realmente quería quedarse leyendo durante horas ese día. Sabía que después de su cita con Kamui no tendría muchas llamadas pero, que le demorase en sus amadas lecturas así nada más para algo tan absurdo como una "cita" la tenía, además de estupefacta, enfurecida-. Oh, si es mi irreverencia lo que le agrada lo corregiré... prefiero que me odie pronto y poder quitármelo de encima de una buena vez, Takarai-sama.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Miér Ene 19, 2011 9:06 pm

Kamui se echó a reír ante su amable petición de que se fuera al carajo, luego de que se calmó de su acceso de risa (que por cierto tenía una risa curiosa y grave) suspiró-Oh...en verdad me conmueves...eres privilegiada pequeña Savannah-Le recordó, acercándose más a ella en el asiento, para levantarle el rostro con su índice y que lo mirara a los ojos-Muy pocas personas que me han pronunciado algo como eso siguen respirando...sin embargo sólo por el hecho de ser tú...una jovencita insignificante con un pasado atroz y muy bella...no correrás la misma suerte...-Le aseguró mirándola con esos ojos negros encendidos del entusiasmo inexplicable que le causaban las provocaciones de la menor, y esa sonrisa, la sonrisa ladeada arrebatadora de suspiros que hacía que la geisha pusiera cara de pocos amigos (muy al contrario de como reaccionaban las otras chicas al verla)-Porque desde el fondo de mi corazón y con gran sinceridad...-Recitó con un tono de melodrama que evidenciaba su burla hacia la geisha-Te digo que no importa que palabras amables uses para adornar tus insultos, o aún sin que los adornes, no lograrás hacerme odiarte...-Le sentenció pronunciando aquellas palabras con cuidado de remarcar lo muy en serio que estaba hablando.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Jue Ene 20, 2011 12:33 am

Entrecerró sus ojos ante él... se burlaba con tal descaro de ella que le daba una profunda rabia... Rodó los ojos e intentó desviar su mirada de la contraria, muy a pesar de que al final de cuentas se vio obligada a mirarlo. Llevó una de sus manos al pecho de su contrario y lo empujó un poco, suave.

-Preferiría que me matara a tener que soportar su cinismo -respondió con molestia-, y deje de menospreciarme... y odie a la persona que no podré ser -parecía una petición... prefería alejarlo y no permitirse que se relacionase más con su persona, eso era todo, ningún misterio en realidad.

Apenas le alejó lo suficiente de su persona se sentó muy al margen de él en su lugar, mirando en dirección contraria... ¿cuál era la verdadera razón por la que estaba molesta?

-¿Qué es lo que quiere de mí?
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 2:24 am

Kamui la escuchó y su sonrisa se desvaneció ante su última petición, luego lo alejó y él permitió que lo hiciera. Por unos instantes permaneció en silencio con la misma expresión ausente hasta que le dijo-Lo que muy pocos querrían...eso te lo aseguro-Respondió con un tono apagado observándola de la misma forma como lejana, como si algo de lo que hubiera dicho la chica hubiera provocado aflicción en él. Por momentos él también permaneció pensativo, rara vez guardaba silencio sobre todo cuando se estaba divirtiendo tanto molestando, pero se había quedado contemplando a la geisha como si a través de ella estuviera mirando alguno de sus recuerdos. -¿Por qué estás tan segura de que no podrás ser...quien yo quiero?...-Le preguntó volviendo la vista hacia ella cuidadosamente.-Que no crees que de esa manera...¿Eres tú quien se menosprecia? Mi intención era solamente evidenciarte que yo..no tomo como aspectos negativos de tí eso que dije...sino al contrario-Intentó explicarse con ella sutilmente, recargando la espalda en el cómodo respaldo del carruaje.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 2:52 am

-Ni siquiera puedo ser quien yo deseo... además, no es que vaya a transformarme por usted, Takarai-sama -respondió con seriedad, casi la misma que el yakuza había adoptado en aquellos momentos-. Además... ¿qué se supone que sea? Soy tan solo una geisha... no es como que usted se vaya a enamorar de mí y convertirse en mi Danna... eso ya lo habíamos discutido.

No tenía ánimos de discutirle y la situación parecía tensarse un poco, aunque realmente no debía importarle tanto como parecía hacerlo. Bajó el rostro sin ganas y suspiró, aunque apenas reaccionó cuando él le habló de nuevo.

-Yo ni siquiera le gusto, ¿no? -le parecia tan obvio-. ¿Qué demonios es lo que busca en las mujeres? ¡Encuéntrese una esposa y listo! Tendrá todo lo que pueda necesitar... todo lo que al menos yo no le daré... ¿y qué si me menosprecio? Es mi problema, señor... no el suyo.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 3:53 am

Le encantaba como le discutía de esa manera infantil, tenía como ese toque de rebeldía sutil y respondona que tendría un adolescente sin remedio en malos pasos. La sonrisa le regresó a los labios lentamente y de pronto otra vez se estaba riendo, tras unos momentos tomó la mano de la geisha y sin brusquedad, tiró de ella para acercarla a él-A ver Savannah-chan, si no me gustaras...¿Sinceramente piensas que aguantaría tus actitudes irreverentes, que me darían tanta gracia? Lógicamente es porque encuentro atractiva esa rara cualidad en tí...tu valentía...más bien es la forma en la que la usas porque...en lugar de encontrarla insultante la encuentro divertida-Y se le escapó otra risa-Y si fuera tan fácil salir y encontrarme una esposa, ¿No piensas que ya lo hubiera hecho...? te he dicho que no busco alguien convencional...una mujer cualquiera como todas...no, no soy un hombre exigente, sólo diferente...por eso tú y yo no somos tan distintos...¿O me equivoco...Savannah-chan?-Miró a sus bellos y grandes ojos negros fijamente, manteniéndola así, casi pegada a él sin notarlo había apoyado una de sus manos en la estrecha cintura de la joven.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 4:47 am

Reaccionó apenas... era tan burlón, tan travieso y grosero. No le agradaba (eso decía), lo quería lejos de sí, pero al irle escuchando e ir sintiendo cómo le acercaba con lentitud, se quedó sumida en sus ojos y los miró directamente, no era como que tuviese mucha opción al respecto. Pero, al darse cuenta de cómo la tenía sostenida, un ligero rubor tiñó sus mejillas. Siendo éstas tan blancas como eran éste se hacía más notorio y le hacía ver encantadoramente femenina.

-La diferencia es indescriptible... no tenemos nada en similitud -solo quería negarse y, ahora, estaba un poco nerviosa al tenerlo tan cerca-. Entonces solo debe buscar a alguien para jugar, no me parece que pueda querer algo conmigo, no algo en serio... Kamui-sama, deje de jugar... se lo pido de favor.


---------------------------------------

-¿Y por qué?-Preguntó una vez más, acercándose sin notarlo-¿Por qué otra vez afirmas que yo no puedo querer algo contigo?...-Le puso su mano que no estaba apoyada en su cintura, en la mejilla-¿Por qué te sientes tan poco Savannah-chan..?...no ves lo valiosa...lo hermosa...que eres...-Le musitaba lentamente mientras los segundos que transcurrían parecían convertirse subitamente en horas a medida que el yakuza comenzaba a acortar las distancias entre ambos pares de labios, su mirada parecía comenzar a perderse en la ajena. La pasó por la mente decirle "No estoy jugando contigo..." Pero sus labios parecían ya querer algo diferente a seguir hablando...

---------------------------------------

La tenía... atónita. No esperaba aquellas respuestas por parte del yakuza y la había dejado boquiabierta con ello... porque se acercaba a sus labios de forma peligrosa y eso no... no debía. Era una falta y... si Ami se enteraba de tan solo eso, le costaría realmente caro.

-Por... que... -estaba nerviosa, no era como que ya hubiese tenido muchas experiencias y que él actuase así no solo le tornaba las mejillaz carmín, también poco le faltaba para hacerla estremecer. Colocó sus manos sobre el pecho de Kamui y casi impone resistencia, pero no podía... hasta que cayó en gracia-. No... Kamui-sama... deténgase -atinó con dificultad, no muy segura de si se percataría o solo la ignoraría.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 4:53 pm

Efectivamente, el yakuza no la escuchó, simplemente continuó acercándose a sus labios, faltó muy poco, muy poco para que pudiera rozar estos, ya que el carruaje de prontó se meció con violencia, sacudiéndolos a ambos de tal forma que casi los tira del asiento. Fue como si el conductor hubiera chocado con algo-Demonios...-Musitó, pero de repente abrazó a Savannah para apartarla de la ventana en un movimiento veloz, que apenas si alcanzó a lograr que esquivara una pequeña daga que lanzaron a través de ella y se clavó con un sonidito seco en la puerta del carruaje.

-¡Baja de ahí Takarai! ¡Baja!-Se oía la voz grave y burlona de un hombre maduro, que gritaba fuera del vehículo. Kamui se volvió hacia Savannah a pesar de que parecía una situación extremadamente peligrosa el yakuza no parecía asustado o alterado, mejor dicho, se veía furioso
-Escúchame bien, quiero que te quedes aquí, pase lo que pase no bajes, aléjate de la ventana y pegate al piso...-Le pedía en voz baja para que no escucharan que estaba hablando con alguien. Tomó su katana de la parte trasera del respaldo del carruaje y bajó.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Ene 23, 2011 11:35 pm

Estaba... atónita, miraba al yakuza con ese ligero sonrojo en sus mejillas, lo sentía acercarse más a cada momento y ya no podía alejarlo, ya no podía separarlo... hasta que quién sabe qué bendición tendría para que la carroza se detuviese así derepente, haciéndola quejarse ante el golpe sorpresivo y el que casi cae del asiento.

-¿Qué demo...? -empezó a formular antes de sentir venirse encima a Kamui, volviendo a sorprenderla y robándole un nuevo sonrojo, ya que no caía en la situación... pero al notar su expresión seria y alcanzar a divisar aquella peligrosa arma encajada en la pared ya comprendía lo que sucedía... lo escuchó y frunció el ceño, debía ser una broma-. ¿Estás loco? -murmuró igual, molesta, pero él ya había bajado y la dejaba sin opciones, así que optó por seguir sus instrucciones.


---------------------------------------

-¿Qué es lo que quieres Takashi?-Le preguntó observándolo seriamente en silencio, mientras sus dos guardaespaldas que estaban siguiéndolos a caballo, ya estaban parados frente a aquellos tres hombres quienes le habían cerrado el paso violentamente al conductor y que también por cierto lo habían asesinado con una de sus daguitas. Takashi era otro yakuza del territorio enemigo, pero no tan poderoso como Kamui, el cual había perdido esa parte del territorio en una apuesta hacia mucho tiempo, cuando apenas había heredado sus obligaciones actuales de su padre.

-¿Qué es todo este escándalo? ¿Cómo te atreves a asesinar a mi chofer e interrumpirme de esta forma?... -Su mirada de pronto se tornó repleta de odio al mirarlo asesinamente-Definitivamente vas a pagar eso...-

El otro sujeto se echó a reír-Por favor Kamui...esto no es nada acomparación de lo que TUS hombres hicieron en MI taller!-Le reclamó de pronto en voz alta todo alterado, sus guardaespaldas avanzaron unos pasos pero Kamui les indicó que se detuvieran extendiendo el brazo. -¿Tu taller? ¿Qué locuras dices?-

-¡Así es Kamui! ¡Sé que tú los enviaste! ¡No tienes idea de los millones que destruiste en mercancia, y quiero que me los pagues!-

-No he sido yo...-Contestó rotunda y fríamente el yakuza-Probablemente alguien que dijo que lo hacía en mi nombre...-

-¡Que poco hombre eres! ¡Además de un niñato eres un marica que no puede reconocer sus responsabilidades! ¡No te mereces nada de lo que tienes, no eres ni la sombra de lo que fue tu padre!-Le arrebató una daguita a uno de sus hombres y le apuntó con ella-Voy a matarte si ahora mismo no me das lo que me pertenece...-

Kamui sonrió, tétrica y sombriamente-Si yo fuera tú mejor cuidaría mis palabras...-Repentinamente uno de los hombres de Kamui tiró un kunai que le pasó rozando la cara a Takashi, haciéndole una herida en la mejilla, apenas un rasguño-Sabes que soy más poderoso que tú...-Justo cuando vio que el hombre se estremecía de furia y estaba a punto de ordenar a sus hombres que atacaran continuó, con la misma serenidad-Pero está bien...si prometes que dejarás de lloriquear y te irás de aquí como llegaste el dinero es tuyo...-Miró a uno de sus hombres, quien se aproximó a extraer algo del carruaje-Traigo conmigo una pieza invaluable en oro blanco que hiba a vender al museo de Tokyo...y mi colección entera de Katanas del primer siglo...-Su guardaespaldas entregó a Takashi un jarrón dorado y una pesada caja rectangular más larga que ancha-Tómalo y lárgate ahora mismo...-

Takashi revisó las piezas que le entregaron sin poder creerlo-Son auténticas...Takarai...¿Cómo puedes rebajarte así?-Lo observó suspicazmente, entonces indicó a uno de los hombres que venían con él que revisara la carroza, fue cuando Kamui maldijo internamente "mierda"...Miró con nerviosismo hacia el carruaje tratando de localizar por la ventana a Savannah lo cual no pudo hacer.


---------------------------------------

La había dejado sola... no comprendía en nada la situación, aunque siendo Kamui un yakuza era de esperarse que tuviese enemigos. Sin embargo, no debían darse cuenta de que ella estaba ahí ¿cierto? Aunque... como geisha merecía el respeto de tal, a pesar de que justo ahora parecía una mujer cualquiera.

Estaba en una posición difícil, extendida sobre el suelo como le había dicho Kamui y esperando a que éste terminara con sus problemas, aunque le parecía algo incómodo... nah, realmente lo era, bastante.

Oh... ¿llevaba sus sai's? No lo recordaba, maldita sea. Quizá los traía bien escondidos entre las pesadas telas de la yukata y esperaba así fuera, sobre todo cuando unos pasos se escucharon del costado contrario al que se encontraba Kamui... no era bueno, pero tampoco iba a correr despavorida.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Jue Ene 27, 2011 12:48 am

Kamui les indicó a sus hombres con una simple mirada que estuvieses alertas a su señal, justo cuando el guardaespaldas de Takashi descubría a Savannah-Trae una puta con él...-Le dijo como si cualquier cosa a Takashi, sumergiendo su fuerte brazo por la ventana y levantando de la mano a Savannah bruscamente para que el yakuza enemigo del pretendiente de la chica, pudiera verla bien.

-Ohh-Fingió afligirse el hombre malencarado-ahora sabe demasiado...es una lastima Takarai...-Miró a su hombre con unos ojos afilados y contentos de la maldad que estaba apunto de hacer-Mátenla...-

Fue entonces cuando los hombres de Kamui recibieron la señal, y en menos de 10 segundos neutralizaron con absoluta facilidad a Takashi y a su otro guardaespaldas. Al mismo tiempo, Kamui tomó con velocidad su Wakisashi de su yukata y se metió en medio del hombre que intentó atacar a Savannah con su katana, no logró bloquear el golpe, así que la espada del sujeto terminó clavada en su brazo y parte de su costado derecho

-ngh...bastardo...-El hombre quien parecía aterrado al enfrentarse con los ojos de Kamui en su faceta más desalmada, no atinó a reaccionar, así que fue fácilmente atravesado por el brazo bueno del yakuza, que sostenía la wakisashi. Pateó lejos al hombre muerto y miró terriblemente a Takashi, quien sudaba frío aún apresado por su guardaespaldas.
-Puedo matarte ahora si es mi deseo...¿Quieres que lo haga?-Le apuntó al cuello con su arma, haciéndole un pequeño corte
-¡No! ¡Por piedad! ¡Te lo suplico! ¡Kamui, haré lo que sea !-Balbuceaba el hombre con los ojos apretados y temblando
-Bien...entonces...-Le golpeó el estómago con fuerza impresionante así que su guardaespaldas lo soltó para que se desvaneciera lentamente en el piso en un quejido. Le apuntó con su wakisashi, su mirada se había transformado y aún era terrorífica-Quiero que me pidas perdón, ¡Haslo, reverénciame!-Pateó al hombre en el costado el cual una vez pudo reincorporarse un poco hizo lo que Kamui le exigía.

-Muy bien...ahora, quiero que te disculpes con MI geisha...¡Haslo como el gusano que eres! o mi Wakisashi visitará también a tu esposa y a tus hijas...-El hombre se disculpó mil veces con Savannah todo lo que quiso Kamui hasta que ordenó a su guardaspaldas que matara al de Takashi y así lo hizo, dejando al yakuza tirado en el piso derrotado y humillado como una pobre escoria a comparación de Takarai-Me devolverás mis tierras...sé que lo harás...te largarás de mi territorio para siempre...si no lo haces antes de mañana, te lo advierto...te arrepentirás...-Sus guardaespaldas, serenos e inmutables como siempre tomaron las piezas y las guardaron de nuevo en el carruaje, luego uno de elos se acercó a Kamui-Estoy bien...-Le espetó secamente arrebatándose de sus manos-Uno de ustedes, condusca mi carruaje...habrá que volver a la mansión...-Y su protector tomó asiento en el del chofer cuyo cadáver desecharon como un bulto estorboso en el camino, mientras Kamui terminaba de acomodarse de nuevo en el asiento y cerraba la puerta, al tiempo que se ponían en marcha de nuevo.


_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Jue Ene 27, 2011 1:28 am

-¡Ngh! -se quejó al sentir tan repentino jalón... ahora parecía indefensa en esa posición. Aquél bastardo la había llamado "puta", cosa que ni siquiera se le acercaba. Pero cuando intentó reclamar el otro hablaba y un sentimiento tan fuera de lo común vino a sí al percatarse de que se había creado el vínculo, mismo por lo que sus ojos simplemente se abrieron de par en par dejándola en un tremendo Shock.

Apenas se percató de que Kamui estaba ahí cuando la sangre de su brazo saltó a su rostro y el contrario demostró un tremendo terror, mismo que la cohibió de inmediato y en cuanto la soltó... la ruptura tan repentina le provocó unos horrorosos escalofríos. No sabía ni como mantenerse cuando se vio sentada sobre el suelo de la carroza, observando apenas a Kamui con algo de deficiencia ante aquél duro shock... temblaba un poco y le dolía la muñeca del anterior fuerte agarre en ella por parte del que ya yacía muerto. ¿Cómo era que Kamui podía cargar con todo aquello?

Escuchó un monton de habladurías... de disculpas, mismas que hubiese preferido simplemenete ignroar mientras veía todo suceder y, apenas Kamui se sentó, intentó calmarse, respirando de forma profundo sin hacer mucho alboroto en ello... de por sí ella misma no podía consigo sola... se pusieron en orden y ella levantó su rostro hacia el yakuza.

-¿Duele mucho? -cuestionó, viéndole e intentar descifrar si en algo podría ayudarle con respecto a ello... parecía profunda, cosa que no le agradaba en absoluto.


---------------------------------------

-No tanto...-Le dijo Kamui mirándola con esa sexy sonrisa odiosa-Me han hecho peores cortes...estaré bien...pero debo dejar de perder sangre.-Estaba haciéndose presión en el costado pero su brazo que era el más lastimado seguía tal y como su agresor lo había dejado-¿Por que no le haces un corte a ese hermoso obi de tu kimono y me haces un torniquete arriba del codo? Te compraré un obi mil veces mejor que ese...-Le aseguró como si tal cosa, estaba seguro de que Savannah no dudaba de él ahora que realmente lo había conocido tal y como era pero...se sentía angustiado internamente...¿A la geisha le agradaría? Lo dudaba, ya muchas mujeres se habían ido antes azotando la puerta y gritando algo como "bestia!" "¡Eres un monstruo!" o esas cosas...no quería que la escena se repitiera una vez más, aunque algo le decía, que Savannah no haría algo como eso nunca, ya que era el tipo de mujer que buscaba, porque tenía el tipo de carácter duro que trascendía con esos ojos dolidos...cualquier tipo de percance, desastre, o tragedia...lo cual era muy común, cuando vivías con alguien como Kamui.

---------------------------------------


Le miró con atención mientras hablaba... aunque al final le dio un golpe en la cabeza muy similar a lo que era un coscorrón, para comenzar por romper su obi, utilizando un trazo para ir amarrándolo tal cual torniquete justo donde él le había indicado.

-Deja de hacerte el rudo... ésto se ve terrible -le dijo, con seriedad-. Y tampoco es como que me preocupe por las cosas materiales, al menos no de esa forma, Kamui -había regresado a la "normalidad", a como le hablaba antes-. Solo no hagas cosas tan estúpidas... mucho menos por mí ¿quieres? De por sí te cuesto tanto por apenas unas horas... y ni siquiera puedes acostarte conmigo, realmente no es una muy buena oferta.

Le molestaba solo... el que tuviese ese tipo de herida a su causa, pero realmente le agradecía por la molestia que había tomado, mismo que demostró ya al finalizar, depositando un suave beso en su mejilla.


---------------------------------------


-Ou...con cariño...Savannah-chan...-Le dijo entrecortadamente, conteniendo un ligero espasmo, ante el intenso dolor que lo recorrió por completo cuando la chica ató el trozo de tela en su brazo con más firmeza de la necesaria, después lo hizo reír la forma en lo que lo regañaba, pero más lo último que dijo-Si pudiera acostarme contigo entonces...¿Qué de interesante tendrías?-Le dijo mirándola con cara de malicia y un toque de perversión, cerró los ojos suavemente como un instinto cuando sintió el fugaz beso en su mejilla, luego la miró a los ojos aún con esa sonrisa en los labios-Seguiré haciendo "cosas estúpidas" por tí...así que ni con un beso podrás persuadirme...-Le aseguró, luego se forzó a apartar la mirada ya que nuevamente se sintió tentado a besarla, sus delicados y pequeños labios rosados se veían tan suaves...era el tipo de boca en una chica que le causaba más tentación. Interiormente se sintió feliz de tener esa herida, ya que la había salvado.

---------------------------------------


-Bueno, al menos solo sentiría tu líbido al tocarte y no sería tan problemático el tener que estar soportando el ver tu rostro cada que te plazca... si fuera una vil "puta", tal cual dijo aquél, entonces sí que me desharía de ti, ¿no?

Rodó los ojos con tal solo escuchar su insinuación, para voltearle el rostro casi por inercia detrás de que él hiciese lo mismo... era un desgraciado irresistible al que estaría encantada de romperle la boca (a besos, aunque no lo admitiese o reconozca) en el momento debido.

-Si vuelves a hacerlo... simplemente voy a dejarte desangrándote y me va a valer una mierda lo que pase contigo, ya te dije que no tengo intenciones de que tú o cualquiera sea mi Danna, aléjate de mí de una buena vez, Kamui... deja de ser tan insoportable -eso decía ella al menos, porque hace mucho ya que su conciencia había vencido al corazón.


---------------------------------------


Kamui solamente seguía pareciendo muy divertido con los reclamos de la geisha, entonces utilizó su mano buena para voltearle el rostro hacia él-No-Le espetó solamente con esa sonrsia que se tornó traviesa-No quiero, ¿Qué harás al respecto? ¿En serio me dejarías morir...Savannah-chan?-Justo cuando estaba atrapándola de nuevo en el hechizo de su mirada oscura, el carruaje se detuvo
-Ya hemos llegado Señor...-Dijo de pronto una voz masculina que se asomó fugazmente por la ventanita del transporte
El yakuza suspiró-Será mejor que bajemos...-Y así como estaba, abrió la puerta de su lado con el brazo bueno, soltando sutilmente a Savannah y se puso en pie, sus guardaespaldas se colocaron detrás suyo inmediatamente y se dirigieron junto con él a la enorme entrada de su mansión, que era un verdadero derroche de lujos y elegancia por todos lados.-Por favor, ¿Qué parte de estoy bien no han entendido? Dejen de ser ineficientes tan descaradamente y mejor escolten a mi acompañante hasta la sala, en el obi para que me espere...con uno es suficiente, el otro puede ir a informar a la Srita. Miyatzawa que voy para allá.-Sus guardaespaldas, rápidamente acudieron a obedecer lo que les había dicho que hicieran y uno de ellos se acercó a ofrecerle su mano a Savannah para ayudarla a bajar del carruaje-Por favor, ¿Me acompaña?-


---------------------------------------


Pues, querido Kamui, fíjate que... em... amh... ASDF! La dejaba sin palabras, con las mejillaz teñidas y sin poder pensar lo suficiente como para reaccionar y responderle de esa forma tan arrogante que muy bien le caracterizaba... maldita sea, ¿qué tenía ese hombre para ponerla así?

-Yo... -no terminó de articular para cuando un tercero les interrumpió... maldición, maldito idiota. Suspiró mientras veía bajar a Kamui y se quedó en el carruaje. Le había mover la cabeza sin cesar y por ello ahora tenía mucho que pensar, mucho de qué quejarse consigo misma... quería tirarse de un risco apenas pudiera escapar de las sensuales garras de Kamui... desgraciado.

Esperó paciente mientras consideraba y, al final, miró a aquél grandote de expresión intimidante, para solo asentir con tranquilidad e ir con su ayuda a la sala de estar.


---------------------------------------

De pronto Kamui se le perdió de vista a Savannah y su guardaespaldas la dirigió al interior de la mansión, era tan exageradamente lujosa y elegante que cualquiera se habría sentido pequeño al entrar, los muebles eran de caoba reluciente en color oscuro, con una ebanicería retocada finamente en sus formas curvas y puntiagudas. Había unas enormes y pesadas cortinas de terciopelo rojo cubriendo los monumentales ventanales, donde la tenue luz iluminaba aquella habitación, que estaba plagada de enormes libreros con cientos de repisas largas llenas de libros en filas interminables con mil colores y mil titulos distintos en sus pastas. Pero lo que más llamaba la atención de aquella habitación, era la virtrina llena de los trofeos que el yakuza había ganado al rededor de sus competencias, desde lucha de yudo hasta kenpo. Las estatuillas en diferentes posiciones sosteniendo una katana lo evidenciaban. Cruzando por un estrecho pasillo, siguiendo la alfombra roja que estaba sobre todos los pasillos de piso de madera, se llegaba finalmente a lo que parecía ser la sala de espera o el obi era un cuarto de tres paredes y un inmenso ventanal que daba a los preciosos y bastos jardines. El sofá y el resto de los sillones eran de cuero negro, muy comodos y amplios, para que muchas personas pudieran sentarse a hablar con toda comodidad allí. En el centro había una mesita de té con una charola de plata, como esperando a que los invitados llegaran para llenarla con un juego de té. -Por favor tome asiento...Kamui-san vendrá a atenderle en un segundo...-Le dijo el guardaespaldas pero no se fue, se quedó parado en la entrada con los brazos colocados detrás de la espalda como una estatua.

---------------------------------------

Caminaba junto a aquél grandulón... todo había captado su atención. Le hubiese encantado detenerse un par de veces para leer los títulos y reversos de los libros, buscando alguno que fuera interesante, pero no podría por respeto a la casa del yakuza... a menos de que él se lo ofreciera xD

Observó con atención también los trofeos... e incluso puso los ojos en blanco al notar su arrogancia y placer de tenerlos ahí a la vista, como era de esperarse de un hombre: arrogante hasta la médula. Suspiró cuando llegaron al obi, mirando alrededor antes de escuchar la voz de quien le escoltaba.

-Como tú digas, grandote -dijo, sentándose y asintiendo suave mientras se sentaba. Observó de nuevo a su alrededor... tenía una casa grande y se notaba que le gustaba el lujo, no le sorprendía.


---------------------------------------

Tras un rato el guardaespaldas se fue, y luego el mayor irrumpió en la sala, llevaba el brazo herido vendado, pero parecía que quien se había ocupado de él no lo había hecho muy bien, lo mejor era que no traía la parte superior del yukata puesta, su torso estaba descubierto sólo con una venda como puesta al tanteo alrededor de su herido costado-Siento la tardanza...estos imbéciles sirvientes que tengo no pueden ni curarme el brazo...mi estupida médico personal no está...no sé porque no esté pero creo que ya no tendrá importancia ya que apartir de hoy está reelevada del cargo...de cualquier cargo...pero en fin, el punto es ...que el mayordomo y las mucamas intentaron hacer algo por mí pero no tienen ni idea...-Se sentó con un suspiro a un lado de la geisha-y aquí me tienes...recurriendo a tí...-Uno de los mayordomos fue hacia ella y le entregó un maletín cuidadosamente en su regazo-¿Crees que puedas hacer algo? Quiero evitarme la pena de tener que llamar otro médico que tarde en llegar y termine siendo la quinta víctima del día...-Le dijo como si cualquier cosa, con esa sonrisa engreída y maliciosa, y esa costumbre que tenía de mirarla tan fijamente a los ojos.


---------------------------------------

Ignoró la ausencia del grandulón, mirando a través de los grandes ventanales con atención, un poco ida en sus pensamientos hasta el momento en que Kamui entrase... con que el rey de Roma, ¿no? Lo miró y enarcó una ceja al notar aquella pésima forma en que habían intentado atenderle. Escuchó sus palabras, explicaciones y demás, rodando los ojos ante lo arrogante que era... ¿Cómo es que alguien como él podía ponerla en una posición de total confusión? Suspiró teniendo ya frente a sí el equipo médico y lo miró de nuevo, acomodándose junto a él.

-Sí puedo -respondió-, sé de ésto... mi madre fue curandera y dejó muchos libros, aprendí a curarme sola -le explicó, mientras bajaba el otro costado de su yukata-. Si te duele... te aguantas -le exigió, mientras comenzaba a desmarrar los vendajes que cubrían parte de su torso.

Apenas terminó revisó la herida, entreteniéndose mientras se preguntaba qué debía usar, tocando apenas por encima de ésta para expulsar algún exceso de sangre que no sirviera de nada ahí, claro que limpiando después su piel para mantenerla limpia. Seleccionó un ungüento y lo colocó sobre la herida antes de acomodar unas gasas, para vendar con algo de firmeza después, pero sin demasiada fuerza. Cubrió toda la herida, parte extra del brazo y lo amarró, para después usar otra venda dándole que serviría para sostener su brazo desde el cuello, rodeándole éste.

-Ya está, Kamui -dijo, revisando que nada se le hubiese escapado, inclinada hacia el brazo del yakuza mientras se aseguraba de que todo estuviese en orden.



---------------------------------------

-A la orden Savannah-chan...-Se mofó ante su exigencia, dejándose hacer, mirándola de aquel modo entre sensual y atrevido, sólo porque disfrutaba como se ponían rojas sus mejillas-¿No piensas que me voy a poner a lloriquear verdad? ¿Por quién me tomas?...-Se rió un poquito pero luego notó que le dolía y con una expresión adolorida se detuvo. Luego permaneció inmutable ante las curaciones de la geisha que no eran para nada cariñosas, eran rápidas y medio bruscas, pero entonces la chica se inclinó hacia su brazo y el también, fue un gesto involuntario que ambos hicieron al mismo tiempo, por lo que cuando subieron la mirada, sus ojos se encontRaron muy cerca, también sus labios, por lo que el yakuza siguió su instinto y rozó los labios de la geisha, de una manera sutil y muy suave, fugaz, como quien probase un delicioso secreto apenas...sin querer saborearlo ni descubrirlo por completo, para no quitarle el encanto que poseía sólo por el simple hecho de ser secreto-Gracias...Savannah-chan...-Musitó luego, aún muy cerca de su boca, casi rozándola pero sin llegar a hacerlo.

---------------------------------------

Rodó los ojos... la sacaba de quicio, ciertamente. Apenas se aseguró de que todo estuviese bien levantó el rostro y, se quedó helada... mirando sus ojos con atención, sintiendo su aliento contra sus labios... de nuevo un sonrojo le había ganado y tenía las mejillas totalmente teñidas a causa de ello.

No encontró qué hacer y se quedó pretificada, más aún cuando sintió el tacto casi invisible de parte de Kamui, que fue donde el rubor fue verdaderamente notorio en aquél rostro blanco... Arrogante, estúpido, desconsiderado... no te alejes, imbécil. Ah... casi se abofetea a sí misma con esos pensamientos, golpe bajo con su propio puño... maldita suerte, malditos gustos... MALDITO KAMUI!

-No me agradezcas nada -respondió, intentando volver a su pose indiferente a la par de que lo empujaba un poco del costado que tenía sano, desviando el rostro de la vista del yakuza-, y no te atrevas a repetir eso... después Ami la toma contra mí por tus osadías.


---------------------------------------

El yakuza se rió-¿Osadías? Fue sólo...un beso-pero entonces la miró otra vez de esa forma manipuladora, con sus ojos oscuros y su rostro un poco descompuesto en una mueca de aflicción-Entonces...¿No te gusta..?...Por que si es eso bien puedo dejar de hacerlo...hasta que me creas merecedor de tus labios...Savannah-chan...-Le dijo de manera que era claro que sentía sus palabras. Buscándole la mirada aunque ella la hubiese apartado de él. Tomó su mano y acariciando el dorso suavemente, depositó un beso en ella-Arigato-gosaimasu...-Murmuró luego esbozando esa sonrisa divertida.-¿Así está mejor?...-Disfrutando de sus gestos, de como intentaba tratarlo mal pero él ya había descubierto que sí le gustaba, era obvio, ya lo habría golpeado de no ser así.

---------------------------------------

Gustarle... ese era el peor de los problemas... seguía ligeramente sonrojada, cohibida por aquello que había sido apenas un ridículo roce y... se avergonzaba, tanto que se odiaba a sí misma por ese maldito sentimiento sin sentido.

-Quizá sea para ti cualquier cosa, yakuza -dijo, tornando cierto tono de seriedad con la voz-, pero si Ami sabe que lo permito... me va a castigar -le "explicó", de alguna forma...

Bueno... sentía miedo, de poder relacionarse realmente con Kamui, inclusive se soltó de él con brusquedad apenas terminó con su ridículo juego y se levantó dándole la espalda, mirando a través del ventanal... no quería verlo, era su debilidad ahora... y no quería tenerla.


---------------------------------------

Kamui notó como se alejaba de él bruscamente y lo entendió, aunque esa escena le recordó tan vividamente otra vez...era como si se estuviera viéndolo en aquel momento, tan real en su memoria. Por unos momentos agachó la mirada, luego solamente se puso otra vez decentemente el yukata y se levantó del sillón-Debo ir a atender a unas personas importantes en el consejo, están esperándome ahora allá abajo y tal vez para placer tuyo, me demore un rato...así que, mientras tanto...¿Te puedo ofrecer algo? ¿Te gustaría un poco de té? Le puedes pedir a mi protector principal, que te muestre toda la residencia, a excepción de los lugares que sabes que están prohibidos Kimura- -Sí señor...- -Puedes permanecer donde te plasca...disfruta-Le dijo finalmente antes de dirigirse a la salida de la habitación-Más vale que te hagas cargo bien...-Se detuvo a advertirle a Kimura quien tragó en seco -En absoluto, señor...-Le aseguró y este se fue -¿Qué le gustaría primero señorita?-Preguntó amable.

---------------------------------------

Se mordió con suavidad el labio inferior al escucharlo, yendo a tomarse del brazo con taciturnidad mientras lo escuchaba hablar. Bien... no sabía porqué pero se sentía mal por la reacción, la propia.

Ante sus preguntas apenas meneó la mano en el aire, dándole a entender que todo estaba bien y nada necesitaba. Escuchó igual sus advertencias a su guardia y demás, el que éste respondiera con el respeto que se merecía incluso, hasta escucharle retirarse y suspirar pesado.

-Quiero ver el lugar -respondió, comenzando a caminar de vuelta por el pasillo, muy independientemente de que el guardian de Kamui se hubiese quedado detrás o no, no era como que a ella le importara. Caminar le abría la mente y le daba calma, que era lo que necesitaba en esos momentos, pero no andaría solo donde los grandulones de Kamui dictaran, así que empezó a caminar.


---------------------------------------

Kamui se perdió en el pasillo y Kimura comenzó a seguir a Savannah por el lugar detrás de ella, como un guía turístico le hiba indicando los lugares por donde pasaban, al tomar camino Savannah mas al fondo del lugar, llegó a un enormísimo comedor, la mesa era larga con al rededor de 10 o 15 sillas al rededor, a la cabeza de la mesa estaba un sofá rojo y elegante que parecía estar reservado para el dueño de la casa. detrás de este estaba la gigantesca chimenea encendida que le proporcionaba algo de calor a ese lugar solitario, la habitación estaba plagada de cuadros y diplomas de todo tipo...todos nombre del yakuza. había dos puertas, una daba a los jardines y la otra daba a la cocina, en la esquina junto a la chimenea estaban las escaleras de madera en forma de caracol alfombradas, que subían a los pisos de arriba... -Aquí es el comedor...donde Kamui-san se reúne con las personas del consejo o de alguno de sus otros asuntos laborales...-Le explicó, esperando a ver que camino tomaba ahora.

---------------------------------------

Aburrido, aburrido, aburrido... vaya, ¿en serio el yakuza era tan aburrido como todo lo demostraba? Rodó los ojos al escuchar a su guía, mientras echaba otro vistazo a su alrededor, yendo a recargarse a la mesa... ¿a dónde ahora? Oh... ya sabía, a perder al grandulón ese que le incomodaba. ¿Qué una mujer no podía tener privacidad? Sonrió con sorna para sí antes de emitir un bostezo.

-Tan aburrido -murmuró, recorriendo el lugar con la mirada-. Ya sé -mencionó para sí, mirando a aquél-. Oye tú, trae un té, ¿quieres? Estaré en el jardin, así que andando -literalmente, lo corrió, incluso lo empujó a la puerta contraria al jardin, que era la cocina al parecer y, apenas él ya no estuvo, miró alrededor-. Arriba.

Corrió escaleras arriba sin hacer ruido, para llegar pronto a un largo y amplio pasillo... bueno, estaba sola al menos. Pero entonces escuchó unos pasos que seguro era del grandulón y por lo mismo se abalanzó a la primera puerta que encontró, entrando así a una muy oscura habitación... ¿dónde estaba?


---------------------------------------

A Kimura no le quedó de otra más que ir por el té, era una pequeña chiquilla, ¿Qué tanto podía hacer si la dejaba sola unos instantes? ¿Qué podría pasarle?, se despreocupó, la mansión de Kamui podría considerarse como la fortaleza más impenetrable de todo Tokyo, aunque olvidó considerar el detalle de que ELLA podría ser la causante de algún conflicto en la casa, pero no se le ocurrió sino hasta que regresó con el té de hojas de limón, buscándola -¿Señorita Savannah?-La buscó en voz alta, en el jardin mirando al rededor sin ser capaz de encontrarla, el jardín era inmenso, así que decidió comenzar por el lado izquierdo, buscando ingenuamente por los terrenos verdes entre las hermosas flores y los frondosos arboles, pasó por la fuente y por las bancas principales, pero nada...¿Dónde podría estar..?...

---------------------------------------

-¡Aouch! -renegó al tropezarse con algo, cayendo en seco-. Maldita sea... todo por ese imbécil -buscó la forma de encontrar el piso, arrastrándose y abriendo un poco la puerta... necesitaba algo de luz. Apenas pudo ver, notó una habitación vieja y abandonada, ahora podía comprender porqué sentía tanto polvo en sus manos.

Se levantó con dificultad, viendo qué mas había ahí. Cajas, un par de retratos que no podía ver claramente, pero era obvio que se trataba de una mujer. Había una gran caja y un mueble. Quiso ver dentro del mueble, vestidos y demás prendas femeninas... era raro, Kamui no era casado ni nada por el estilo, se preguntaba de quién era todo aquello.

Y es que entre las cajas había dibujos, habían algunas muñecas, joyería de dama, perfumes caros... todo tipo de cosas que le pertenecería a una mujer. Además, apenas viendo bien un retrato, pudo visualizar a una mujer hermosa... pero, de nuevo los ruidos... cayó entre las cayas al intentar ocultarse y se quejó, un montón de papeles cayeron sobre sí... y alguien pasó frente a la puerta, yéndose.

Se levantó con dificultad, viendo los papeles sobre su regazo. Era una caligrafía hermoso y, prestando algo de atención, podía leer que decía "Mi amado Kamui" como título. Captó su atención y comenzó a leer y, cada una, siguió con otro, buscando las fechas para continuarlas. Eran cartas, de una mujer enamorada al parecer por las palabras, por esas frases de "Ansío volver pronto, mi vida", o algo como "te necesito", incluso "Te amo" y en una se sorprendió al leer "espero con ansias nuestro compromiso"... ¿y él la buscaba a ella teniendo a ésta mujer?


---------------------------------------

Kimura cruzó el pasillo varias veces revisó las habitaciones una a una sin ocurrírsele antes que pudiera estar ahí metida, porque según él, ese cuarto tenía llave, lo que no sabía era que aquella mañana a Kamui se le había ocurrido abrir, meterse a buscar un par de cosas y salir sin volver a cerrar, incluso la puerta se había quedado sobre un tocador viejo y abandonado como todas las cosas de ese lugar. El sirviente volvió a bajar, y nada...se dio cuenta de que no había revisado por la otra puerta que daba añ jardin, así que fue para allá. Mientras tanto Kamui estaba terminando su reunión -Bien...fue un placer tenerlos una vez más en mi...hogar...gentiles caballeros...pero creo que ya viene siendo hora de que se retiren...tengo otros asuntos pendientes que atender.-Los corrió con aquella arrogancia como si tal cosa, a aquellos hombres poderosos y peligrosos como él, sin embargo, todos se levantaron en cuanto terminó de decirles esas palabras -Está bien Takarai-san...dejaremos de robarte más tiempo entonces...pero sólo hasnos el grato favor de recordar que debes ponernos al tanto de los sucesos que te ocurrieron esta tarde...a ti y a esa chica geisha...debemos saberlo todo...no queremos más problemas con tu gente...-Decía con cuidado uno de los elegantes hombres en trajes sastres ingleses, el que se veía más viejo de los 6, escogiendo las palabras indicadas -ni yo quiero ocasionárselos a ustedes...así que solamente les diré una cosa...me he hecho cargo ya de ese imbécil de Takashi y dudo mucho que vuelva a molestarnos más...y la geisha, escuchen bien...es MIA...-Dijo dterminantemente, con esa mirada escalofriante que tornaba cuando hacía sus advertencias-Ninguno de ustedes va a ponerle un dedo encima ahora que lo saben...ni va a atraverse a acercársele...estoy seguro de que son unos hombres bastantes inteligentes...- -En efecto Señor Kamui...compermiso...-Y en un tenso ambiente de desacuerdo, en el que sin embargo, ninguno se atrevió a reclamarle nada al joven yakuza, todos fueron escoltados a la salida de la mansión por su otro guarura. Fue entonces cuando por fin suspiró Kamui-Que tedioso tener que estar coordinando tantos ancianos decrepitos y anticuados...ninguno entiende que yo soy el poder...el único poder...-Se dijo a si mismo en un murmuro presuntuoso acompañado de una sonrisa mientras miraba por su ventana como se retiraban en sus ostentosos carruajes-Y puedo hacer lo que yo quiera...¿O no es así Jim?- -Por supuesto que sí señor...¿Gusta más té?- -No...gusto de Savannah-chan...iré a buscarla...haste cargo de la recepción mientras tanto...- -A la orden Señor...-Dijo haciendo una reverencia mientras Kamui se retiraba a buscarla, salió al comedor-¿Kimura? ¿Dónde demonios estás?...-Gritó en el comedor, guardaba la esperanza de que lo escuchara aunque sabía que su casa era demasiado enorme como para asegurarlo. Afortunadamente este bajo las escaleras y lo reverenció -Dígame Señor...- -¿Por qué demonios estás tú solo? ¿Dónde está Savannah?- -Eh...bueno pues...- -Maldita sea-Lo quitó del camino y subió las escaleras, no necesitó buscar mucho sabía donde estaría, empujó la puerta y encedió la luz de aquella habitación polvorienta...en silencio sintió como se le helaba la sangre y se le anudaba el estómago y la garganta al descubrir a la chica...y ver lo que tenía en las manos.

---------------------------------------

Se había encontrado una cama... y estaba sentado, leyendo detenidamente. Podría conocerla y encantarse de la chica, si con solo leer eso le causaba ternura... Pero debía admitirlo, le cabreaba como nada el saber que a pesar de tenerla a ella... Kamui venía buscándola.

Además, eran cartas viejas... ¡Ya incluso estarían casados! ¿Ese idiota le había mentido? Repasaba una carta con atención... esa en la que mencionaba su compromiso, porque quería entender el porqué de Kamui y... simplemente no lo lograba.

Entonces la puerta fue abierto y se tornó demasiado obvio, encendió las luces y ella levantó apenas el papel, mostrándole lo que leía... lo tenía a sus espaldas y no le interesaba en lo más mínimo el hecho de verlo, porque sabía que se enojaría mucho más.

-¿Qué demonios hago aquí? ¿Qué rayos pasa por tu cabeza para buscarme cuando podrías estar con esta mujer, Kamui? ¡¿Estás acaso loco?! -se notaba que le molestaba, que estaba completamente furiosa por su machista comportamiento cuando demostraba ser todo menos un hombre de esos y le estresaba el saberlo, el que había comenzado a sentir por alguien como él... GRANDÍSIMO IMBÉCIL!


---------------------------------------

Kamui permaneció en silencio detrás de ella con una sombría expresión en el rostro, en silencio la miraba con aquellos ojos inexpresivos...adoloridos. Tras unos instantes dijo-...Esa pregunta me corresponde a mí...mejor dicho...¿No crees?-avanzó hacia ella-Te permito que te sirvas de mi mansión como gustes...exceptuando que respetes algunas zonas...¿Y no pudiste hacerlo?-Le recriminó fríamente-Vienes aquí como si se tratase de cualquier lugar siendo que te encuentras en una mansión como la mía...te le escapas a mi estupido guardaespaldas y luego...te pones a hurgar en mis pertenencias sin respeto alguno...-Caminaba hacia ella diciendo esas palabras fríamente, hasta que pudo estar frente a ella, le exigió saber-Este lugar está prohibido...-Le quitó la carta de las manos con sutilidad, sin brusquedad alguna, ya que claramente no deseaba maltratarla, demostrando con aquello que esa hoja representaba una pertenencia muy valiosa e íntima para él-Sal de aquí ahora mismo...-Le exigió Mirándola aún del mismo modo.

---------------------------------------

-Llegué aquí por accidente -respondió sin importar sus palabras-, y discúlpame, el estúpido que tenía como guía no fue para mencionar que habían zonas prohíbidas, ¿crees que me interesaba encontrar algo? ¡¿Realmente piensas que quería encontrar de ésta mujer?! -bien, ¿porqué le dolía saber de ella? De la existencia de una mujer con la que Kamui intercambiaba cartas románticas...

Desvió la mirada de él apenas lo tuvo cerca, sin tener ganas ni necesidad a negarse cuando le quitase la carta de aquella forma... quería abofetearlo, pero no se atrevería y debía contenerse con ello. Pero las manos le temblaban del enojo o... ¿de la envidia? Ya ni sabía para cuando se levantó, sin siquiera dirigirle una mirada.

-Regrésame a la Okiya -porque no quería estar ahí, porque quería regresar y solo ir a su habitación, consolarse sola como hacía siempre... ¿hubiese sido bueno tener una madre? Ésta era la primera vez que sentía que sí, que lo sería, tener alguien lo suficientemente maduro que te diera sus palabras, siendo que no podía ir con Ami para ello... era una estúpida que comenzaba a creer las palabras del yakuza y ese era su más grave error, evidentemente, por ello lo odiaba ahora... No debía relacionarse con nadie, se lo había jurado y falló.

A su desgracia... caminando a un costado suyo, rozó con su mano... un grave error en ese momento. Su hipersensibilidad sentimental le hizo reaccionar de inmediato y cohibirse, soltando un quejido y sosteniéndose apenas de la cama, con un terrible mareo... ¿aterrizada? ¿Intimidada? ... no... Sentía desgracia, mismo por lo que se aferró a la cama.

Ocultó su rostro de él... si lo viese sufriría más por todo. Odiaba eso, tener esa "maldición" de empatía, solo quería alejarse y correr, pero las piernas no le reaccionaban... maldición.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Feb 06, 2011 1:22 am

Él no sabía que el idiota de Kimura no le había mencionado aquello...durante todo ese tiempo y no pudo hacerlo, maldita sea, al final lo comprobaba no importaba que tan bien fueran haciendo su trabajo, terminaba descubriendo que eran unos inútiles incompetentes. Notó con claridad lo alterada que estaba la chica y al escuchar su petición solamente permaneció en silencio, analizando si debería acceder o no...ó...¿Se merecía escuchar la explicación de ello? Justo cuando estaba tratando de responderse esa pregunta vio que la chica se tambaleó y que se sostuvo de la cama, entonces tuvo el impulso de guiar sus manos a su cintura para sostenerla-¿Qué te pasa? ¿Te encuentras bien?-Le preguntó con cuidado en un tono suave para no poner peor de tensa la situación, prácticamente hizo que se sentara de nuevo y él se sentó a su lado.


-------------------------------------------



Odiaba ese maldito sentimiento... su corazón se había acelerado por completo, sentía cómo su piel se tornaba amarillenta, de por sí era blanca... los temblores no cesaban y tenía una pelea interna contra sí misma... todo ese enojo se había tornado a una frustración inmensa, misma que jamás había sentido.


-No me... no me toques -pidió, no de forma ofensiva... era solo que, si la tocaba, ese sentimiento engrandecería. Se vio a medio sentar, dándole la espalda a Kamui mientras se sostenía de la cama con cuidado... era un secreto, nadie lo conocía si no era ella porque era tan anormal que podrían asustarse... por eso no se relacionaba con nadie, porque no le gustaba tocarlos. Levantó su mano, buscando la de Kamui, pero sin llegar a tocarla-. Solo... piensa en algo bueno, piensa en... cualquier cosa... nada malo -le pidió-. Cuando te sientas mejor... tócame, la mano -le pidió.

Eso podría ayudar, lo sabía y esperaba así fuera...


--------------------------------------------

Kamui no entendía exactamente como era que Savannah sabía que él se estaba sintiendo mal, pero no intentó recuperarse ya que necesitaba agarrar fuerzas de ahí para hablar con ella, por lo que permaneció a su lado unos momentos hasta que pudo encontrar las palabras adecuadas-...¿En verdad quieres saber...?...¿Por qué Savannah?-Le preguntó sin mirarla, con la mirada perdida en algún punto de la habitación-¿Por qué no estoy con ella ahora...y en lugar de eso estoy contigo?...-Ahora sí la miró-Te lo diré a pesar de que...no me agrada mucho la idea...ya que...es un asunto delicado...pero quiero que confíes en mí...-Fue entonces cuando colocó su mano sobre la suya-porque sé que ahora mismo...no lo haces...debido a que no sabes de que va todo esto...-Dijo y de nuevo estaba mirando perdidamente a algún punto, al final terminó en silencio mirando sus ojos de nuevo.

------------------------------------------------

Le miró directo mientras hablaba... era difícil si él se negaba, si él no la ayudaba y ya. Cuando sintió su tacto reaccionó de nuevo y sus pupilas se humedecieron, su otra mano fue a sostenerlo de las telas mientras que la mano que él sostenía lo atrapó con mayor fuerza.

-¡No me digas nada! -le suplicó, sosteniéndole y dejándose caer en sus brazos-. Por favor Kamui... no me hagas ésto... deja de sentirte así... porque... yo -presionó su mano, entonces levantó el rostro hacia él, mientras que sus lágrimas comenzaban a desbordarce-. Me estás lastimando... poseo una extraña habilidad o maldición o lo que sea... si me tocas, puedo sentir exactamente lo que tú... por favor -pidió suplicante, recargándose contra su pecho-, sé que te duele... pero si lo dices te sentirás peor... al menos suéltame... te lo pido.


--------------------------------------------------

Kamui escuchó su suplica pero no terminó de sobresaltarse sino hasta que descubrió aquellas lagrimas corriendo por su rostro pálido, esa expresión tan suplicante, algo que jamás se imaginó ver en una mujer como Savannah, pero es que después de todo era eso, era sólo una pequeña chica, todavía una niña...enfrentándose a todas las cosas que él le hacía pasar...no lo había analizado sino hasta ese momento, probablemente había estado siendo un egoísta con ella, como lo fue con Marjorie también... Negó e hizo un intento por detener el flujo de sus pensamientos ya que comenzaba a dominarlo el dolor más intensamente. Acarició el cabello de la geisha, mirando casi con ternura a su rostro aniñado con esas lagrimas, sintiendo el nudo en la garganta cuando otra imagen de su pasado vivió en sus ojos una vez más, lentamente se acercó a los labios de la menor y fue un beso lento...sin embargo un roce corto que los enfrascó a ambos en ese pequeño lapsus de menos de un minuto, en el que luego Kamui lentamente soltó su mano.

-------------------------------------------------

Sorpresa... volvía a sorprenderla en un solo día con ese repentino beso que la dejó atónita... vaya, incluso podía hacerla ignorar el resto de las cosas, por ese simple roce... Se quedó en ello, en la sensación de sus labios a la par de que cerraba los ojos... podría desmayar entre sus brazos y no se percataría de ello hasta el haber despertado. Posiblemente ni siquiera así lo notraría.

Para cuando se dio cuenta sus labios se habían separado y él la había soltado... abrió sus ojos aún húmedos, mirándole a los suyos antes de inmutarse... rompió en un llante desquiciado antes de lanzarse a sus brazos, tal cual una pequeño asustada... temía tanto y no sabía a qué... solo quería estar entre sus brazos.



_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Sáb Feb 19, 2011 11:20 pm

Kamui la recibió con sorpresa al principio, pero luego lentamente se fue destensando, al ser inundado por la ternura de ese momento, de ver en su estado más puro y vulnerable a aquella su rosa blanca, cuyo color tan desteñido había hecho que se fijara en ella, la más especial de todo el jardín que había conocido, la más bella...perfecta. La abrazó con toda la calidez que un hombre como él aparentaba no tener en absoluto, pero por dentro era diferente, tal como Savannah....ambos eran muy parecidos, más de lo que se había imaginado al conocerla, como se estaba dando cuenta en aquel momento. Lentamente y con cuidado le acarició la espalda-Calma...tranquila....-Le murmuraba-de aquí en adelante...yo te voy a proteger...quiero hacerlo...déjame hacerlo-Le pidió levantándole el rostro antes de volver a besarla con algo de profundidad, acariciando su mejilla la cual ya casi había perdido todo su maquillaje por las lagrimas que habían derramado los ojos oscuros sobre ellas. Le abrazó con ternura la cintura mientras la besaba una vez más, aquel sabor que había descubierto en la boca ajena no era comparable con ningún otro que hubiese probado antes...y podría volverse adicto a él...

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Feb 20, 2011 1:23 am

Llorar... no era de sí llorar, tenía años sin hacerlo precisamente porque odiaba el acto en sí y... gracias a las emociones de Kamui justo ahora había tocado fondo e incluso lloraba... pero le impactaba bastante el saberse con él así, el que besase sus labios sin freno alguno.

-Gracias -musitó suave entre besos, sosteniéndose con delicadeza del pecho del yakuza apenas le sintiese acercarla así.

No debería estar permitiendo eso... si Ami se enteraba iba a pegar el grito en el cielo y seguramente la castigaría de forma severa... pero quería ignorarlo aunque fuese esa vez única, sentir los labios de Kamui como lo hacía... se lo agradecía, hacía demasiado por ella cuando Savannah no servía de nada para él.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Mayo 22, 2011 12:06 pm

Kamui apenas si sonrió entre aquellos besos fluídos y descontrolados al escuchar que le daba las gracias. No le importaba si la contestación de la chica a sus movimientos era buena o era la correcta, se sentía feliz y satisfecho por el simple hecho de saber que era su sabor, la forma de su boca pequeña y delicada, y sus manitas niveas que se aferraban a su pecho como si quisieran retenerlo ahí para siempre. No soltaba su cintura aún, el mundo real no regresaba a su al rededor todavía, todo lo ajeno a aquel beso, había desaparecido...incluso todo el dolor que la historia trágica de Marjorie le había devuelto momentos antes. Poco a poco se fue apagando el deseo voraz de uno por la boca del otro, hasta que finalmente se separaron como de golpe, aunque fuera sólo un rápido desprendimiento, que dejó el sonido del tenue chasquido de sus labios flotar en el aire hasta desaparecer. Entonces abrió los ojos de nuevo, ¿Cuánto tiempo hacía que no los cerraba para besar a una mujer? Mucho, porque en secreto siempre temía que fueran traidoras enviadas por sus enemigos, que buscaran distraerlo para matarlo en seguida. Apareció la visión de la vulnerable e indefensa geisha ante sus ojos otra vez. Con sus pulgares, sutilmente limpió el resto de maquillaje oscuro de sus pómulos y se quedó así, sosteniendo el menudo rostro entre sus manos y mirando directo a sus ojos todavía un poco humedecidos por las lágrimas que habían derramado antes.-Ahora...en este momento...Te quiero a ti Savannah...Sólo a ti...-Le dijo suavemente con aquella voz varonil que siempre tenía matices tan distintos, podía ser una atroz amenaza o unas dulces palabras de amor...como en aquellos momentos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Vie Jun 10, 2011 4:07 am

Una de sus delicadas manos se había deslizado, delicada, hasta el rostro de Kamui, sosteniéndole con cuidado. Apenas sus labios separaron de los de Kamui, sus ojos apenas se abrieron más, ante la caricia de los pulgares del muchacho, los cerró de inmediato, casi por inercia, pero con una delicadeza encantadora. Escuchando sus palabras, separó sus párpados como acto reflejo, mirándole entonces... ¿Debía creerle? Sentía que era su obligación, aún con la incertidumbre que aquella mujer de las cartas provocase en su persona, por lo mismo que, sentía, no debía preguntar, menos aún teniendo tan cerca al yakuza, así que tan solo calló como buena chica, deslizando su mano al cuello de Kamui y sosteniéndole con delicadeza antes de cerrar sus ojos y recargar su frente contra la del mayor, supirando y suponiendo algo de tranquilidad con ello, con esa sensación terca de calidez recorriéndole a causa del pelinegro y a la que sucumbía lentamente. Solo un momento de tranquilidad, rogaba... solo un momento y que el caos no la invadiera después de esto y, confiando en que él velaría a por ello, simplemente permaneció un poco más así, en silencio.

---------------------------------------

Al sentir que ella tenía deseos de que él correspondiera aquel gesto suave e infantil, también cerró los ojos con una sonrisa muy pequeña en los labios; siendo invadido por el aroma encantador de la geisha y su presencia que era más cálida al encontrarse junto con ella en esa situación tan dulce. Pasó un pequeño rato, que seguramente a ellos se les hizo eterno, no había sido ni media hora, unos 20 minutos tal vez, los dos habían perdido el sentido del tiempo por completo, sumidos en la inmensa paz. La tomó de los hombros gentilmente y la alejó de si con cuidado-Debemos salir de aquí...-Dijo casi murmurando, ya que no podía romper de forma abrupta la atmósfera rosita (xD) en la que los dos se encontraban todavía. La tomó de la mano , con los mismos gestos lentos y gentiles, para luego guiarla hacia la salida de la habitación. Cuando se encontRaron fuera por fin, no sabía muy bien como debía portarse con ella o que debía decirle, por lo que se decidió a actuar natural-¿Has terminado de ver la casa? ¿O te gustaría que yo te enseñara más?...-Le preguntó quedándose de pie ante ella
mirándola con la mayor normalidad posible aunque era claro que algo había cambiado entre ambos, pero sobre todo, en la mirada de él para ella, si antes estaba llena de un interés misterioso, ahora estaba de igual forma pero con un toque de ternura por la chica, que casi le resultaba imposible ocultar; es que de verdad le encantaba...le encantaba su forma de ser, haber descubierto esa parte de ella tan oculta y adorable, no encontraba la forma de describir lo bien que lo hacía sentir, aunque no se diera cuenta de ellos concientemente.


---------------------------------------

Es posible que resultara hasta ridículo o infantil su actuación, pero no importaba. Con ello algo de tranquilidad le embargaba y le hacía sentir protegida, para ser honestos. Cuando Kamui la separó casi pudo replicar ante el hecho, pero no había razón, así que apenas asintió al escuchar su voz y cuando él le entregó su mano la usó para sostenerse, levantándose de esa forma con lentitud y seguirlo, como era debido. Ahora lo pensaba y... realmente no debió entrar en esa habitación, se hubiese ahorrado muchos problemas y dolores... como el hecho de no comprender quién era ella.

-No -respondió suave cuando escuchó esas preguntas-. Gracias a Kimura me resultó bastante aburrido... preferiría bajar a tomar un té, de momento -dijo, con voz calmada-. Y... espero esto no le cause problemas al grandote -finalizó, emitiendo un largo suspiro, de esos que siempre que son oídos por un ajeno se cuestiona "¿Quién es el afortunado en que estás pensando?", que resultan hasta risueños.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Lun Jul 04, 2011 3:06 pm

Kamui sonrió ampliamente-No suspires...estoy aquí...-Le musitó maldosamente al oído, y luego continuó con lo que hiba a decir como si nada-Oh, vaya que los tiene, de eso puedes estar segura...-Y le pasó el brazo sobre los hombros para guiarla ya que aún la sentía algo débil y por dentro temía que se desvaneciera de pronto o algo por el estilo-Aunque él no tiene toda la culpa...no puedo pasar por alto un error como este...que mi...magnífica casa te haya parecido aburrida por su culpa, eso sí que no tiene perdón...-Y sonrió de forma ególatra ante eso, mientras la guiaba al comedor otra vez. -¿Prefieres sentarte aquí? ¿O en la sala de hace unos momentos te parecería más cómodo?...-Le preguntó casi sin mirarla, pero todavía estaba al tanto de ella.

En eso apareció el pobre de Kimura-Lárgate de aquí inepto...-Pensaba despedirlo y mandarlo matar o algo parecido, pero gracias a que Savannah había abogado por él de esa forma divertida, solamente se ganó esa orden acompañada de una mirada asesina de parte del yakuza

-E...¡Enseguida señor! Disculpe...-Y haciendo reverencias exageradas se retiró.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Mar Jul 12, 2011 3:46 am

Y ahí estaba de nuevo su comportamiento ególatra... que a final de cuentas terminaba gustándole, pero tan solo lo miró sin interés y giró el rostro como si fuese cualquier cosa, así y ya... más, cuando mencionó aquello, infló las mejillas de inmediato y entrecerró suavemente los ojos, haciendo un mohín encantador y hasta infantil para el rostro dulce de Savannah, le dio entonces un débil golpe en la frente y frunció los labios.

-Dije que no -espetó como si así fuese a ser, esperando que Kamui deseara complacer ese deseo antes de comenzar a bajar, con pasos lentos y dudosos a pesar de todo, escuchando su voz sedosa durante su andar-. Acéptalo y supéralo, Takarai... tu casa es horrorosamente aburrida -declaró apenas llegaron al piso inferior, para separarse de él y apresurar su paso, al menos hasta que el "grandote" apareciera, para mirarlo como si cualquier cosa, aunque reaccionando ante la mención del pelinegro y observándolo al pasar sus manos a su espalda, sosteniéndolas entre sí antes de ladear el rostro tras ver huír a Kimura-. Dije que no... por favor, Kamui -mencionó en un tono suave y poco expresivo, antes de girar dejando moverse su cabello y apresurar su paso-. La sala -dijo, andando después, una actuación un poco curiosa... pero en realidad se sentía mal por lo reciente, por haber hecho sentir tan mal a Kamui cuando su deber era complacerlo.

Apenas llegando a la sala una sirvienta ya estaba ahí, seguro atendería sus órdenes, se acercó a ella para pedir que les trajera algo de té y aguardó a Kamui entonces, para que cuando él entrase a la habitación alcanzarlo y traerlo a los acolchonados asientos, esperando por el té.

-¿Aún te duele? -cuestionó, ignorante del doble sentido de sus palabras... Kamui podría interpretarlo tanto como la herida física que había recibido o como la herida sentimental, cuando Savannah se refería a lo primero.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Dom Jul 24, 2011 2:03 pm

Cuando regresó el yakuza a la pequeña sala, se dejó guiar por la chica y cuando la mujer les llevó el té, incluso le agradeció, lo cual era muy extraño en él-Gracias Miyu...déjanos solos-Le indicó que se fuera con un gesto de la mano, y ésta así lo hizo, aunque tenía una cara de consternada difícil de ignorar (xD). Finalmente volteó a mirar a la geisha-De lo que paso...hace ya mucho tiempo...por lo que ya no lo resiento tanto como antes...-Le dijo, refiriéndose a lo de las cartas, quedándose pensativo unos instantes...Marjorie, sentada en ese banquillo, mirándolo por última vez con aquella la sonrisa angelical. Cerró los ojos suavemente y luego le sonrió de medio lado, sexy y malicioso como era su estilo.-Y si hablas de esto...-Se señaló los vendajes-Ya te lo dije...es insignificante...como un rasguño-Dijo restándole importancia al asunto, tomando su tacita de té para darle un pequeño trago.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Ella
Katana
Katana


Cantidad de envíos : 217
Edad : 23
Localización : Everywhere and nowhere
Fecha de inscripción : 02/08/2009

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Miér Jul 27, 2011 12:46 pm

Ignorante de los reales comportamientos de Kamui ante sus sirvientes tan solo terminó como quería, sentara. Tomó la taza de té y lo probó pues le hacía falta tras tanta intranquilidad. Soltó entonces un suspiro de tranquilidad para mover sus dedos encima de la taza y sonreír delicadamente, definitivamente un té hacía magia... claro que, al escuchar al yakuza le dirigió una mirada atenta, que sus palabras no iban a respecto lo que ella preguntaba realmente y esa información le atrapó de alguna forma, por lo que desvió la mirada, ciertamente molesta consigo misma... era obvio que no tenía sentido molestarse por una mujer que, aparentemente, ya no estaba y, lo que era más, ni siquiera tenía sentido molestarse, mismo por lo que apenas terminó de mencionar respecto a lo de las heridas, que claro como buen macho alfa lo dio por insignificante (siendo que la cara de molestia no se le quitó cuando ella colocó los vendajes), ella se acercó a él y recargó su espalda contra el pecho de Kamui... estaba cansada y no había una mas obvia forma de decírselo que recostándose encima suyo y cerrando los ojos. Ya no quería saber nada más... solo quería quedarse así un rato.
Volver arriba Ir abajo
http://sasutosaku.activoforo.com
Sou8
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 1391
Edad : 23
Fecha de inscripción : 11/03/2008

MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Miér Jul 27, 2011 11:33 pm

Hubiera protestado por la punzada de dolor que le atacó de pronto ante el peso de la geisha sobre su costado malo, pero se suponía que era fuerte y controlaba su dolor perfectamente así que no dijo nada, con un suspiro puso su mano ciudadosamente sobre sus cabellos blancos los cuales acarició lentamente, para dejarla dormitar en silencio tal y como quería, habiendo ambos terminado con las tacitas de té. La contempló, se parecía a ella, pero no...algo lo hacía estar seguro de que no era ella sino Savannah, su pequeña Savannah-chan; sí, porque sería suya, se convertiría en su danna pero primero terminaría de conquistarla a ella para que no se opusiera, y eso, podía considerarse un gigantesco reto, suficiente para el arrogante Yakuza.

_________________
Volver arriba Ir abajo
http://soubi-agatsuma.hi5.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Paseo peligroso   Hoy a las 1:51 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Paseo peligroso
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Malvinas Argentinas. Iku Huasi, lugar de paseo y entretenimiento. Por Carlos Pogonza.
» Cómo actuar ante un perro peligroso
» Necesitamos una silla de paseo de segunda edad
» El palacio de justicia en Bruselas, un coladero muy peligroso
» SAN ISIDRO: PASEO DEDICADO AL ARTE, EL CINE Y LA FE.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Tsuki no hikari~ :: **Tokyo** :: ~Las calles de Tokyo-
Cambiar a: