~Tsuki no hikari~

El gran Japón medieval! (Foro de rol yaoi, yuri y hetero).
 
ÍndicePortalGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Ahora adopción de personajes, puedes pasar a verlos aquí! Quizá quieras alguno ¬w¬...
Más colores para postear, date una vuelta por aquí para decidir qué color le pondrás para el rol a tu personaje!
¿Dudas con los rangos de las geishas? Pasa aquí!
¿Necesitas cerrar un tema? ¡Aquí puedes hacerlo!
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Staff
Últimos temas
» El fin
Miér Sep 14, 2016 1:49 am por Tierna-Kikyo

» Habitación de Shiro
Mar Ene 08, 2013 6:45 pm por Mariuk

» Mal día en el circo
Sáb Ene 05, 2013 12:24 pm por Mariuk

» ¿Conversando?
Dom Oct 14, 2012 12:19 am por Mariuk

» Nuevos horizontes~
Sáb Oct 13, 2012 7:50 pm por Mariuk

» Explorando el territorio (Chi)
Mar Oct 09, 2012 3:44 pm por *Kanna*

» De compras ^^
Mar Oct 09, 2012 3:41 pm por *Kanna*

» El profesor de ética ~Instituto Sanctury~
Dom Sep 09, 2012 12:00 am por Sou8

» Info Sobre japón :D
Vie Ago 17, 2012 11:49 am por Tierna-Kikyo

Mejores posteadores
Tierna-Kikyo (3331)
 
Mariuk (2021)
 
Sou8 (1391)
 
hELLYON (810)
 
Noxy (668)
 
anya_misato (552)
 
koe_ki (530)
 
Yuuri (416)
 
Tormenta de Fuego (312)
 
Manzhanakaiyr (301)
 
Compañeros
Crear foro
Crear foro
BD ROL
Notre Dame
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de ~Tsuki no hikari~ en tu sitio social bookmarking
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 34 el Jue Dic 05, 2013 7:32 pm.

Comparte | 
 

 Algo repentino~* Aposentos de Hitomi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tierna-Kikyo
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 3331
Edad : 25
Fecha de inscripción : 10/03/2008

MensajeTema: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Sáb Jul 30, 2011 11:37 pm

*Era una tarde normal, Howl había estado organizando algún papeleo de los deberes que debía hacer su padre pero no se encontraba y Yu ya le había mostrado como hacerlo para que cuando fuera emperador supiera como ir haciendo todo aquello. Le dejó sólo por un momento y salió a atender a unas visitas que habían llegado al castillo.

En ese momento entró Hitomi a saludarle, el pelinegro había estado muy quejumbroso y la pelirroja sabía exactamente porqué al pobre le dolía la espalda, tenía antojos a horas inéditas del día y le daban nauseas constantemente. Llegó a ver si se sentía bien, ella y Usagi le vigilaban constantemente a pesar de que a veces se desesperaba de aquello. -¡¡Howlsitooo!! Ohh ahora veo porque te desapareciste ¿Cumpliendo los labores de papá?- Le preguntó divertida.

Howl no tenía ganas de que nadie le molestara, un dolorsito había ya estado molestándole desde hace ya un rato, cuando ella llegó sólo la miró feo y se levantó por una hoja más para seguir con lo que hacía pero justo en ese momento sintió un dolor más fuerte en el vientre difícil de ignorar -Nghn!...- Se detuvo sosteniéndose con una mano de aquella repisa y la otra se la llevó al vientre por un breve momento y entonces al percatarse de lo que era un miedo le inundó sin más.

-Howl! ¿Estás bien?-

-Lleva a Usagi a mi habitación...voy para allá en un momento- Le dijo intentando sonar natural, pero evitando su mirada para que no intentara saber lo que le sucedía.

-Pero...-

-¡Ve! Por favor...-

*Usagi llevaba un buen rato buscando a Howl, no sabía donde se había metido; no estaba en su habitación, el dojo, las caballerizas o los jardines así que no sabía donde buscarlo. Le preocupaba aquello porque sabía que podía dar a luz en cualquier momento y eso no seria bueno, menos si ello sucedía enfrente de alguien más. Debía encontrar a Hitomi y justo cuando pensaba en ello, la pelirroja se le apareció en mitad del pasillo. - Hitomi-san! - Se apresuró a llamarla mientras la alcanzaba - ¿Sabe donde esta Howl? - Preguntó, preocupado.

*Hitomi acudió corriendo a donde Usagi, preocupada por como fingiría Howl para desplazarse por ahí sin que nadie le viera padeciendo, pero en fin, suponía que alguna cosa se le ocurriría, estaba muy precipitada en sus acciones porque estaba muy nerviosa, si les atrapaban le daba un ataque de histeria –Usagi-san, Howl le necesita, dice que le verá en su habitación…pero temo que no pueda llegar hasta allá- Intentó sonar tranquila pero en su voz había un extraño tinte de paranoia –Ya tuvo una contracción…- Le musitó discretamente.

*A Usagi se le abrieron los ojos como platos al escuchar ese susurro bajo de parte de la pelirroja.- Donde esta? - Le preguntó. - Debo buscarlo... Usted busque toallas, agua y una manta... Pero no valla a la habitación de Howl, sino a la suya...- Le indicó - Recuerde que el que nacerá va a ser suyo, ¿recuerda?- Murmuró por lo bajo antes de apresurarse a buscar a Howl. No podía ser que estuviera pasando por aquello el solo.

*Howl intentó avanzar por la habitación pero sencillamente no pudo, por lo que se compactó a lado del escritorio abrazándose el vientre –Mghm!…- Cerró los ojos con fuerza intentando controlarte –Sólo un poco…espera un poco…- Le musitó al pequeño comenzando a respirar pesadamente por el dolor, no estaba hecho para eso definitivamente, le dolía demasiado.

-Está en la habitación del emperador…- Le dijo Hitomi al mago y asintió rápidamente para después apresurarse a internarse en su cuarto fijándose que nadie le viera encontrando milagrosamente a Arima en su camino metiéndole a su habitación jaloneándolo de una manga para adentrarlo logrando fingir cierto dolor en su actuación –Arima…necesito que traigas toallas, agua y una manta…por favor…-

El castaño se asustó por aquel jalón tan brusco pero al mirarle padecer abrió los ojos muy grandes y salió disparado por las cosas que le había pedido regresando casi al instante –Aquí están ¿Quiere que llame algunas siervas para que le ayuden Hitomi-san?-

-No, para nada, Usagi ya viene para acá…el podrá…pero gracias…- Le musitó en una rendija de la puerta –¡No vayas a decir nada todavía Arima Li!- Le ordenó de repente.

Arima le escuchó antes de irse y sólo atinó a asentir asustado e irse de ahí, tenía que guardarle un secreto a la pelirroja y así lo haría. Escuchó la puerta cerrarse por lo que ya no quiso saber más.

*Usagi se precipitó a donde Hitomi le había dicho y encontró a Howl en el suelo, adolorido.- Me temía que esto pasaría...- Murmuró, inclinándose a su lado, tomándolo en sus brazos, murmurando un hechizo. Quien le viera con Howl en brazos, pensaría que se trataba de Hitomi. - ¿Que tanto te duele? ¿Hace cuanto que comenzó el dolor le preguntó mientras lo tomaba en brazos para llevarlo al cuarto de la pelirroja.

Por otro lado, Caín iba a ponerse al servicio de su señora, sin embargo, al llegar a la puerta de la habitación y encontrar allí a Arima con esa expresión le hizo preocuparse. - Arima-san! Le sucede algo a Hitomi-san? - Preguntó, con preocupación.

*Howl le miró como si fuera un ángel, y le sonrió tenuemente pero su expresión volvió a ser la misma de dolor apenas un instante después –Usagi-san…- Le musitó abrazándose a su cuello y ocultando su rostro en el hombro ajeno gimiendo bajito, esforzándose por escucharle con claridad, aún no dolía tanto quería suponer -Me duele pero no es tanto, supongo…preferí no avanzar más, temí lastimarlo…- Le dijo bajito, estaba temblando un poco, tenía miedo, pero debía ser fuerte, era tarde para acobardarse.

Arima miró a Caín algo contrariado por no saber ni que contestarle pero finalmente decidió decirle –Ella…me parece que está por dar a luz, aunque dijo que Usagi ya venía en camino, de cualquier manera no vayas a alarmar a nadie más, me pidió que no lo hiciera ¿De acuerdo?- Le dijo poniéndose serio.

*Usagi frunció el ceño levemente al escucharlo. - Hiciste bien en no moverte, pero no debes ocultar tu dolor...- Murmuró - Así que respira profundo y sostente fuerte de mí si es necesario - Advirtió mientras avanzaba rápidamente a la habitación de Hitomi.

Cain que lucia sorprendido y no entendía nada, apartó a Arima para entrar al cuarto de su señora.- ¿Que sucede Hitomi-san? ¿Como es eso de que esta por dar a luz? Arima esta bromeando, ¿cierto? - Inquirió - Parece esperar en la puerta. Le digo que esta bromeando, ¿no? - Exclamó con una risa nerviosa, notándose nervioso a la par por aquella repentina noticia.

*Hitomi escuchó entrar a alguien y entonces se alteró precipitándose a él y adentrándolo más a la habitación –¡¡¡Shhh!!! No, no le digas nada…sucede que no soy yo quién va a dar a luz- Le musitó tomándole de los hombros hablándole muy cerca –Sucede que estoy cubriendo al príncipe Howl…- Le dijo bajito –Así que cállate y finge cuando te lo indique…- Le ordenó en susurros.

El pelinegro le escuchó intentando distraerse en ello –Ajam…Eso haré…- Le dijo intentando dejar de respirar de ese modo tan entrecortado tratando de respirar profundamente –Ahh!...- Se aferró tembloroso contra el cuello de Usagi al sentir una contracción más fuerte, mordiéndose el labio inferior para intentar no hacer tanto escándalo –…Tengo miedo…- Admitió como cuando era un niño pequeño aferrándose a él.

*- Madre mía! - El sirviente se cubrió la boca al escuchar aquello. ¡El príncipe Howl, embarazado! Aquello iba a ser un escándalo tan pronto se enterasen. Pero debía guardar la calma y el silencio. - Bien, haré lo que me diga... ¡Pero tengo que distraer a Arima! O notará lo que hacemos...- Dijo presuroso antes de salir y tomar a Arima por un brazo. - ¡Vamos Arima-san! - Exclamó arrastrándolo lejos.

Usagi sintió el cuerpo del menor temblar entre sus brazos y le arrastró mas fuerte - Todo estará bien, yo estoy contigo Howl, no temas...- Murmuró, llegando por fin al cuarto de Hitomi, donde cerró la puerta con magia antes de dejar a Howl con cuidado en la cama y empezar a desvestirlo. - Y las toallas? Y el agua? - Le preguntó a Hitomi mientras lo hacía.


*Hitomi se precipitó a donde Howl con las cosas que le había pedido en las manos acomodándolas cerca de Usagi para que pudiera actuar -¿Quiere que le ayude en algo Usagi-san?- Le preguntó más seria intentando no estar nerviosa para poder ser de más ayuda

Le escuchó vagamente mientras se fijaba a donde se dirigían, al adentrarse en la habitación de Hitomi este descanso un poco de aquella postura tan incómoda que había tenido antes –Mghm!!...- Se quejó cerrando los ojos nuevamente, aquellas contracciones comenzaban a ser menos espaciadas a cada momento, pero se preguntaba porque tan rápido las cosas se daban así, intentó cooperar con Usagi ayudándole a deshacerse de su ropa como pudo y aferrándose a las sábanas para dejar actuar al pelinegro. No podía pensar en otra cosa que no fuera concentrarse en lo que tendría que hacer para mantener a su pequeño a salvo, pero el hacerlo así en sus cinco sentidos era algo que a decir verdad le estaba matando de miedo.

Usagi terminó de desvestir al menor, acomodandolo en la cama, cubriendole las piernas con una sabana para que no viera lo que hacía o se pondría aún más nervioso, tomó la palangana de agua, calentandola con su magia, volviendo a ver a Hitomi. Se notaba nervioso.- Es la primera vez que hago algo así - Confesó, aunque bajo para que Howl no oyera. - Así que no se aleje demasiado...-

*Hitomi le miró actuar y asintió a sus palabras atenta a lo que fuera a decir -Yo sé que usted puede- Le animó bajito.

El pelinegro estaba sufriendo demasiado ahora que las contracciones se habían intensificado pero intentaba permanecer quieto para no hacer ninguna tontería, no sabía exactamente lo que Usagi haría por lo que tuvo dudas... ¿Porque se colocoaba ahí abajo?

*Se acercó a la cabecera de la cama, con un frasquito y se lo tendió a Howl. - Bebe esto, te ayudará con el dolor...- Le dijo, esperando a que se lo bebiera mientras se subía las mangas y se mojaba los brazos con agua caliente, sellando las puertas para que nadie, que no conociera su secreto, pudiera entrar.

Howl le escuchó vagamente y recibió aquello bebiéndoselo rápido, no sabía ni siquiera que hacer, pero intentaría poner atención a las palabras de Usagi para poder reaccionar como se debía en esos casos aunque no tenía ni la más remota idea...

*Cain, luego de deshacerse de Arima y enviarlo lejos, volvió de nuevo con Hitomi para ponerse a sus ordenes.- Hitomi-san ya volví y me deshice de Arima por un rato... Necesita algo más?- Inquirió.

Mientras tanto Usagi buscó entre sus cosas un bisturí para luego, entregarle una toalla a Hitomi. - Esto te dolerá - Advirtió a Howl - Pero debes resistir. Y used Hitomi-san - Se volvió a la pelirroja - Debe presionarlo contra la herida cuando yo indiquie - murmuró para luego posar sus manos sobre el vientre de Howl, salmodiando un hechizo que hizo que sus nanos se iluminaran y tambien la piel del principe poco a poco.

*Hitomi miró llegar a Cain y le hizo una seña de que esperara -Dame un segundo, en realidad no lo sé...- Le comentó para poner atención a lo que este le decía -Vale~- Le dijo acercándose a Howl para poder ayudar.

-Nghn! ahh!...- Intentó poner atención a lo que harían, nada importaba mientras su pequeño estuviera bien, asintió ligeramente cerrando los ojos intentado relajarse, su magia podría ayudarle con el dolor, además aquella cosa que le había dado Usagi estaba surtiendo efecto, le miró comenzar a decir aquel hechizo y se concentró apretando los dientes conteniendo su dolor. Al percatarse de lo que quizá Usagi haría negó con la cabeza conteniendo un jadeo -No rompas el hechizo...Usagi-san...podría morir ahí dentro...no lo-hagas...- Le pidió ya algo agotado por todo aquello.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://tsuki-no-hikari.forospanish.com
Mariuk
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 2021
Edad : 25
Localización : *Mariukilandia*
Fecha de inscripción : 11/06/2008

MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Dom Jul 31, 2011 1:16 am

- Calma... Sino lo hago... No lo podré sacar...- Murmuró entre jadeos, él sabía lo que hacía, eso creía, y estaba haciendo todo lo posible por Howl y su pequeño que intentaba venir a la vida.- Respira...- Ordenó, dejando su mano en el vientre ajeno, presionandole suavemente mientras la otra tomaba el bisturí.- Caín, toma la mano de Howl. Hitomi-san, venga acá con la toalla - Ordenó, respirando profundo él mismo ante lo que estaba a punto de hacer.

Caín fue a hacer lo pedido, tomando la mano del principe. Él tampoco entendía lo que pasaba pero haría lo posible por ayudar. Palmeó la mano de Howl, sosteniendola fuerte.- Calma majestad, todo saldrá bien - Aseguró, aunque no muy convencido de ello pero no dejó que se notara.


- Respira de nuevo, Howl, profundo, ¡Ahora! - Le ordenó, usando el bisturí para abrir la piel del vientre de Howl. Le dolería, si, pero como una herida y no como realmente le habría dolido de no haber tomado medidas. De la herida se escapaba sangre y destellos de luz, cosa extraña, pero con la magia no había explicaciones muy coherentes. - Presione aqui...- Le indicó a Hitomi, por donde se escapaba la sangre. La mano en el vientre de Howl mantenía el hechizo, pero en cuanto la quitara, este se rompería. Sabía que estaba sufriendo pero no podía hacer más por él que intentar que todo terminara rápido.
Volver arriba Ir abajo
Tierna-Kikyo
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 3331
Edad : 25
Fecha de inscripción : 10/03/2008

MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Dom Jul 31, 2011 11:19 am

Howl le escuchó y asintió respirando pesadamente, lo que más hubiera querido en ese momento era no estar tan consciente de todo aquello, si se hubiera desmayado o algo quizá las cosas le serían más soportables pero no, el quería ver por sus propios ojos a ese pequeño latoso que le había estado haciendo sufrir desde hace ya un tiempo, que era producto del amor que sentía por Usagi...¿Cómo sería? Respiró por última vez profundamente y cerró los ojos al ver aquel bisturí acercarse a su piel...Fue indescriptible lo que sintió al detectar movimiento de parte del pequeño hacia aquella abertura, lo demás dejó de importar, aunque a decir verdad su dolor le estaba pasando factura por cómo presionaba la mano de Cain, pero no pudo dejar de mirar al ver aquellos destellos de luz en medio de su semi-inconsciencia.

Hitomi presionó tal y como le había indicado Usagi, algo confundida, a decir verdad nunca había tenido la oportunidad de ver algo así, había estado con su querido hermano Yu cuando Haku pero esto aún así era diferente. -Resiste Howl...- Le dijo al notar que se le estaba perdiendo la mirada, la fuente apenas si había sido rozada por el bisturí por lo que apenas si había comenzado a salir algo de agua que le mojó las manos junto con la sangre a pesar de la toalla.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://tsuki-no-hikari.forospanish.com
Mariuk
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 2021
Edad : 25
Localización : *Mariukilandia*
Fecha de inscripción : 11/06/2008

MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Dom Jul 31, 2011 11:48 am

Caín dejo oir un quejidito leve al sentir como Howl apretaba su mano con tanta fuerza. Le dolía pero era comprensible que estuviera sufriendo, por lo que solo soportó en silencio "apoyandolo" en lo que podía, aunque también intentando ver lo que pasaba.

Usagi asintió como la sangre y el agua se escapaban poco a poco del cuerpo de Howl. Tuvo que hacer otro cuidadoso corte para romper la fuente, donde empezó a escaparse el agua. Entonces si tuvo que deshacer el hechizo al apartar su mano de vientre ajeno, para tomar con ambas manos aquella delicada criaturita que era su bebé, sacandolo cuidadosamente, llenandose de sangre en el proceso, aunque su piel tenía un resplandor levisimo. Le dió una nalgada y los pulmones del pequeño jalaron aire cuando comenzó a llorar, pero aquello era necesario. - Hitomi-san... Una toalla... - Exclamó, entregandoselo a la pelirroja cuando la tuvo. Él ya habíaa "hecho su trabajo" y no era muy maternal además que digamos, por eso prefirió darselo a ella, porque tenía que concentrarse en cerrar de nuevo la herida del rubio pero al volver la mirada, su vientre estaba tan terso como si jamás le hubiera herido. Era la magia de su bebé.
Volver arriba Ir abajo
Tierna-Kikyo
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 3331
Edad : 25
Fecha de inscripción : 10/03/2008

MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Lun Ago 01, 2011 3:34 pm

*El pelinegro lo último que escuchó fue el llanto de su pequeño pero por alguna extraña razón una especie de magia le cegó con una extraña luz y quedó inconsciente. Hitomi tomó al pequeño y lo cubrió con una toalla, era tan encantador... tenía el níveo tono de piel de Howl, lo abrazó contra ella una vez le secó perfectamente para que se calmara.

-Ya pequeño...todo está bien, tranquilo...- Le musitó encantada mientras se acercaba a ver a Howl con una sonrisa acariciándole el cabello -Es lo más sorprendente que he visto en mi vida después de usted Usagi-san- Le comentó divertida ampliándole una sonrisa. Supuso que estaría bien su sobrino pues se le veía ya bastante tranquilo.

*Cain suspiró aliviado cuando Howl se quedo dormido y pudo soltar su mano de él.- Mi manooo~ - Lloriqueó, sobándosela y apartándose un poco.

Usagi sonrió, suave, aunque agotado y se acercó a Howl, tratando de devolverle la conciencia. - Howl... Mi príncipe, mi amor... Tu bebe quiere verte - Susurró, acariciando suave su cabello, sabiendo que estaba agotado, pero nada más podía hacer.

*Howl comenzó a recuperar poco a poco la consciencia abriendo lentamente sus orbes turquesa para mirar a su adorado Usagi-san al cual le dedicó una tenue sonrisa, estaba algo cansado y su magia ya era sumamente escasa de nueva cuenta, aquello había sido un terrible esfuerzo pero que al final valía la pena, le escuchó tan dulce...tan adorable...no pudo evitar hacer un esfuerzo por conocerle. -¿Donde está?...- Preguntó en un débil tono.

-Toma Howlsito, es precioso...-

Howl recibió al pequeño ampliando su tenue sonrisa al tenerlo entre sus brazos -Sabía que sería un niño...- Le musitó a Usagi mirándole a los ojos -...Akeru...- Musitó mientras contemplaba al pequeño -Quiero que se llame Akeru...- "Amanecer" Una palabra japonesa que quizá le quedaba como anillo al dedo al pequeño, él había llegado a unirles de nueva cuenta, a iluminar su vida como nadie.

*Usagi se quedó a su lado en lo que se despertaba y Hitomi le entregaba al niño. Sostuvo a Howl con cuidado y le besó la frente, acariciándole suave el cabello, escuchándolo. - Akeru suena perfecto...- Murmuró, acariciando la suave cabecita de su bebé. Se parecía mucho a su adorado Howl, era precioso y perfecto. Y por lo visto no daría muchos problemas, ya se había quedado dormido.

*Le escuchó alegrándose de que el nombre le gustara, había estado pensándolo muy seriamente y a decir verdad era el único nombre que le gustaba, cerró los ojos con suavidad al sentir a Usagi tan cerca -Te amo...- Le musitó bajito mirándole a los ojos mientras acariciaba cuidadosamente a su pequeño.

Hitomi se rió de Cain en cuanto tuvo oportunidad caminando hasta él con una amplia y maliciosa sonrisa -Qué nena ereees~- Le dijo divertida.

*-Oiga, cuando alguno de los dos vuelva a dar a luz, será usted quien le sostenga la mano- Le espetó, mirándola feo un instante para suspirar luego. Entonces se acercó a ella. - Y ahora como vamos a ocultarlo? - Preguntó, preocupado.

Usagi acarició suavemente los brazos de su amado, observando al nene en sus brazos. - Creo que tiene tus ojos - Comentó con una leve sonrisa - Aunque no creo que se parezca mucho a mi - Se rió levemente, mientras acariciaba suave su cabello - Necesitas descansar... Y mientras tanto, creo que lo mejor será hacerte pasar por Hitomi, puedo hacerlo con un hechizo, pero debes comportarte...- Recordó - Y con eso me refiero comportarte como una pelirroja fastidiosa...- Bromeó.

*Hitomi se rió divertida de eso pero al escuchar a Usagi volteó algo contrariada -Oiga no sea pervertido, no vaya a intentar nada con Howl…mientras esté con mi apariencia~- Le advirtió divertida sólo para bromear con él –¡Waah! me desespera que sea tan serio~- Se quejó haciendo un puchero.

Howl no pudo evitar sonreír divertido al escuchar a Usagi pero cuando Hitomi contestó fue todavía mejor por lo que se rió bajito -No creo que eso sea posible...- Le aseguró divertido -Pero respecto a actuar como tú va a...ser algo difícil...- Le comentó rodando los ojos y volviendo a mirar a Usagi como preguntándole en silencio si hablaba en serio.

*-¿Intentar algo con él? Ni de broma...- Musitó, rodando los ojos para luego añadir, suspicaz - Empezando con que ni siquiera me gustan las pelirrojas...- Comentó solo para hacerla molestar un poco, volteando luego a ver a Howl, con una ceja arqueada - Aunque sea difícil, tendrás que intentarlo - Expresó, serio - A menos que conozcas una manera mejor de que Hitomi aparente lo que tu sufres ahora y que tu puedas andar tranquilamente caminando por ahí...- Señaló, estando casi seguro de que no le podría proponer nada mejor.

* Howl entonces bajó la mirada suspirando -De acuerdo, pero no quiero que Hitomi deshonre mi imagen porque juro que la mando ahorcar- Dijo haciéndose el digno con un puchero.

La pelirroja sonrió divertida -Descuide no sabe lo feliz que eso me hace- Le comentó a Usagi haciéndose la digna pero dejando escuchar una carcajada al escuchar a Howl -¿Y que podría hacer?...Sólo que vaya a darle serenata a Hotaru no se me ocurre otra cosa- Le comentó divertida.

-Ni se te ocurra mujer del mal...- Le comentó mirándola feo. –Ya, ya me comporto!-

-Bien!- -Pero tampoco hagas que me vea muy amargada o enamorada de Usagi porque te mataré- Le advirtió en son de broma.

*Le divirtió la manera en que los dos se peleaban, ello incluso le hizo reír un poco. No se imaginaba a Howl dándole serenatas a Hotaru o Hitomi enamorada de él. Le resultaba francamente ridículo. - Vale, los dos tienen que comportarse - finalizó - Además, solo será un par de días en lo que Howl se recupera... Y así tendremos tiempo de inventar una buena excusa para el supuesto embarazo de Hitomi-

Cain abrió mucho los ojos al escuchar aquello y se volvió a la pelirroja.- ¿Y de quien se supone que esta embarazada, Hitomi-san? - Inquirió - Y más importante aún... ¿Desde hace cuanto? ¿Como van a explicarlo? ¡No entiendo nada! - Se quejó el sirviente, lloriqueando un poco.

*Hitomi divertida amplió una sonrisa -Bueno, mira, estuve en Inglaterra así que pudo ser de cualquiera el pequeño...- Le comentó rodando los ojos con una expresión traviesa en el rostro. -La deshonra es lo de menos la verdad es que soy viuda y puedo hacer lo que quiera- Le dijo riéndose bajito al ver la cara de Cain -Es obvio que sólo es una simple explicación, no es que me haya ido a hacer esas cosas a Inglaterra-

El pelinegro apenas si les escuchó y abrazando al pequeño se quedó dormido también mientras estos platicaban.

*- Ahm....- Cain les miró con duda pero finalmente asintió ante lo que decían - Bien, supongo que tendré que apegarme al plan - Exclamó para luego suspirar.

- Bien, así tendrá que ser entonces - Murmuró Usagi. Volteó a mirar a Howl pero este ya se había quedado dormido, entonces tomó de sus brazos al pequeño Akeru para dejarlo descansar.- Ambos deben dormir...- Murmuró, acariciando paternalmente a su pequeño vástago - Ambos necesitan recuperar su energía, especialmente Howl - Comentó - Aunque no me sorprendería que en cualquier momento tuviéramos visitas con semejante alboroto...- Susurró, rodando los ojos.

*-Ande apúrese y aplique el hechizo ya- Le apresuró Hitomi con una sonrisa -Si entrasen le juro que me lanzo de algún lado...- Le comentó, aunque era lindo verlo tan feliz con su nuevo pequeño, que tenía un aire sumamente parecido a ambos, quizá su personalidad fuese más como Usagi, pues estaba bastante tranquilo.

*- No va a entrar nadie, cálmese...- Exclamó. Pero de igual modo aplicó el hechizo, logrando que le apariencia de Howl se convirtiera en la de Hitomi, en lo que la pelirroja tomaba la apariencia de su amado príncipe.- Ya esta...- Suspiró. También había roto el hechizo que protegía la habitación.- ¿Contenta?-

*-Sí- Admitió ampliando una sonrisa traviesa muy inusual en Howl para después dar saltitos a lado de la cama -Oh por dios!! Me veo dormir!!- Exclamó con un efusivo movimiento con los puños en alto, a decir verdad el pelinegro hace años que había dejado de comportarse tan "explosivo" en su sentir.

*- Hitomi-san! - Le "regañó" por lo bajo - Recuerde que Howl ha estado deprimido en estos días, usted debería comportarse igual...- Señaló - Así que controle su euforia o... Lo que sea...- exclamó, mientras buscaba algo que convertir en cuna para poner a dormir a su pequeño.

*Esta suspiró y se puso seria desviando la mirada, tenía razón, Howl no era así por lo que debía intentar con todas sus fuerzas ser como el pelinegro ya que estarían así un par de días en lo que Howl se sentía mejor. -Ya está bien, descuide "sensei" me comportaré...- Le dijo un poco más como Howl.

_________________

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
http://tsuki-no-hikari.forospanish.com
Mariuk
Shogun
Shogun


Cantidad de envíos : 2021
Edad : 25
Localización : *Mariukilandia*
Fecha de inscripción : 11/06/2008

MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Mar Ago 02, 2011 11:31 pm

*Se sorprendió de su actuación pero sonrió levemente. - Ahora debemos encontrar una cuna para este pequeño... Aunque habrá que llevarnoslo para que Howl pueda descansar - Comentó, mientras revisaba en la habitación. - ¡Yo ire a buscar algo! - Se ofreció Cain, deseoso de ser útil en algo antes de salir corriendo de la habitación. Usagia le vio salir y susupiro volteandose a verle. - Pero hay otra cosa que me preocupa...- Se acercó para susurrarle al oido - ¿Como le vamos a dar de comer? - Preguntó, ciertamente preocupado por aquello.

*Hitomi le escuchó y se rió divertida de aquella pregunta -Es obvio que usted no sabe nada de bebes- Comentó llevandose las ahora níveas manos a la fina cintura -Hay que bajar a la cocina por un biberón o bien se lo puede robar usted desde aquí, aunqueee... necesitamos leche...emm olvídelo ahora vengo- Le comentó caminando hacia allá, tal vez Hanabashi le diera lo que necesitaba sin tanto problema si le hablaba bien un rato con su nueva apariencia de Howl. -Ah y las damas no duermen desnudas Usagi-san...creo que a Howl tendrá que ponerle una de mis batas o algo- Le dijo antes de salir.

*- Vale, vale, yo lo arreglaré...- Rodó los ojos. Mujeres. ¿Por que tenían que ser tan complicadas? Se puso a remover entre las cosas de Hitomi hasta encontrar una bata decente de un suave color champaña con flores coloradas y se la puso con su magia a Howl al no poder soltar a Akeru. Luego volvió a cubrirle con la sabana y le dejó seguir durmiendo. Se volvió entonces a Akeru, acariciandole suavemente su rostro con las yemas de los dedos. - Descansa para que tu pa se pueda recuperar, ¿si, Akeru? - Le susurro, besando luego suavemente su frente.

*Unas cuantas horas después Howl despertó sintiendose un poco mejor, y se encontró con que la habitación estaba apatentemente sola por lo que se levantó con cuidado sintiendose mareado y trastabillando fue al baño -WAAHH!! ¿Donde diablos esta mi...?- Finalmente tuvo que superar aquello y salir medio traumado del baño, ahora esas nuevas modalidades en su torso eran una cosa estética pero algo incómodas para dormir, era sumamente raro eso de ser una chica y no se lo deseaba a nadie, antes solía ser más portatil... en fin, fue a sentarse en la cama con una mueca de disgusto que se notaba algo decaída.

Hitomi había salido tranquilamente a caminar y tuvo que librarse de Kisho y alejarse de Hotaru como pudo, aparte de esforzarse mucho por no hablarle a Arima lo cual era sumamente extraño, se sentía sola ahora. ¿Cómo hablar siquiera con Yu?...eso de la voda social de Howl tenía que arreglarlo, ni modo que le ahorcara después.

-------------------

ESCENA TERMINADA
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Algo repentino~* Aposentos de Hitomi   Hoy a las 5:47 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Algo repentino~* Aposentos de Hitomi
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» te arrepientes de algo que NO hiciste?
» Tantas definiciones sobre algo que los comuñangas no tienen.
» Expulsé algo, necesito respuesta urgente por favor
» Algo raro en la producción
» ¿Puedo hacer algo para tener más leche?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Tsuki no hikari~ :: **Tokyo** :: **Castillo del emperador** :: Aposentos del castillo-
Cambiar a: